La música de Juanes conquista a Barack Obama

El artista participó en un homenaje a Carlos Santana y dejó deslumbrado al presidente estadounidense con su inolvidable actuación.
La música de Juanes conquista a Barack Obama

El colombiano ha esperado varios días antes de revelar algunos detalles sobre su participación en el reciente concierto homenaje que, en pleno Kennedy Center de Washington, recibió el emblemático guitarrista mexicano Carlos Santana: un emotivo evento lleno de personalidades como el presidente Barack Obama y su esposa Michelle.

Aunque Juanes admite que su intensión era ofrecer una actuación digna de la influencia que ha ejercido Carlos Santana en su carrera musical, también reconoce que ver al mandatario más poderoso del mundo aplaudir y asentir a modo de aprobación le hizo valorar aún más la suerte que tenía al ser parte de un momento histórico para la música latina.

"Fue una cosa de locos, increíble e inolvidable. Fue una de esas noches que te hacen sentirte agradecido con la música. Jamás me hubiera imaginado que iba a compartir el mismo lugar con gente tan importante y que iba a tener la oportunidad de mostrarles lo mejor de mi identidad colombiana", confesó al diario El Tiempo. 

"Fue un honor gigante para mí actuar para Carlos Santana,pues crecí escuchando su guitarra y empapándome de su sonido tan distintivo. Ha sido un gran referente para mí", añadió.

Otra razón que explica su gran entusiasmo responde al hecho de que interpretó no uno, sino dos temas delante de tan distinguidos invitados: Black Magic Woman, la canción que tocó el propio Santana cuando ingresó en el Salón de la Fama del Rock, y la icónica Oye cómo va a dúo con Fher Olvera, vocalista de Maná, quien en 1999 popularizó junto al veterano guitarrista la también inolvidable Corazón Espinado.

"Fue una noche de pura música, muy especial para todos y cada uno de los que nos encontrábamos allí", explicó Juanes en referencia a los gestos del dirigente estadounidense, sentado al lado de Carlos Santana, y a su buena predisposición a la hora de cantar a coro con el resto del público.