Kylie Minogue sueña con ser directora de cine

La cantante australiana quiere seguir los pasos de su adorada Barbra Streisand y convertirse en una artista capaz de triunfar en cualquier ámbito.
Kylie Minogue sueña con ser directora de cine

La estrella de la música está convencida de que los exitosos videoclips que ha protagonizado a lo largo de su dilatada carrera podrían ayudarle a cumplir uno de sus grandes sueños: llevar a cabo una exitosa transición al mundo de la dirección y, con suerte, forjar una trayectoria tan versátil como la de la polifacética Barbra Streisand.

"La verdad es que ya no recuerdo cuántos videos he grabado para promocionar mis canciones, pero el caso es que nunca he sido ajena al mundo de lo audiovisual y creo que, algún día, podría emular a Barbra Streisand y tener una carrera tan variada como la suya. Siempre ha sido mi gran fuente de inspiración porque ha tenido el coraje de cantar, actuar e incluso dirigir sus propias películas", reveló la cantante a la revista LOOK.

Sin embargo, Kylie Minogue es consciente de que la producción de un largometraje es mucho más compleja y exigente que una grabación musical de cuatro minutos, por lo que está dispuesta a estudiar y prepararse a fondo durante los próximos años para hacer que su primer proyecto como cineasta sea tomado en serio por los críticos.

"Ahora mismo sé que no estoy lista para afrontar un reto de esta magnitud, sobre todo porque el enfoque de un videoclip no tiene nada que ver con el de una película de larga duración. Pero tengo confianza y seguridad en mí misma, ya que siempre he soñado con embarcarme en una aventura de estas características", añadió.

Con su hipotético salto al mundo de la dirección, Kylie también seguirá los pasos de una de las artistas que más influencia han ejercido en su trayectoria musical: Madonna, directora de dos cintas que nunca acabaron de convencer a los expertos, a quien la cantante australiana sigue admirando como el primer día por su carácter irreverente y su gran sentido de la individualidad.

"Madonna es una de las mujeres más poderosas y auténticas que he conocido en esta vida. No le da miedo experimentar con diferentes medios artísticos y expresar su visión de lo que le rodea con valentía. Ella siempre se ha mantenido fiel a sus valores y jamás va a renunciar a ellos. Madonna sigue siendo exactamente la misma persona de hace 30 años, y nunca cambiará", concluyó.