Cameron Diaz, una experta en la cama

*La actriz y Jason Segel tuvieron que entrenar muy duro las poses del kamasutra para ejecutar juntos varias escenas en su nueva película, Sex Tape*.
Cameron Diaz, una experta en la cama

Los actores de Sex Tape, están dispuestos a hacer reír y escandalizar a los espectadores con su esperada nueva película. Cameron Diaz y Jason Segel, interpretan a una aburrida pareja que, a través de las posturas imposibles del Kamasutra, tratarán de aportar algo de emoción a su monótona vida sexual.

Aunque su relación sentimental se enmarca únicamente en el ámbito de la ficción, la extrovertida actriz asegura que durante el rodaje de la película los dos tuvieron que compartir ciertos momentos de intimidad para darle realismo a las escenas, lo que se traduce en algunos momentos surrealistas y de gran carga sexual.

«Bueno, la verdad es que Jason y yo nos conocimos muy bien durante los primeros días en el set de rodaje, sobre todo porque en más de una ocasión yo tenía que poner mi culo en su cara y él no tenía más remedio que colocar su entrepierna enfrente de mis ojos. La experiencia fue muy divertida, a pesar de tener que compartir ese tipo de momentos de intimidad», reveló la artista a la revista People.

Más allá del embarazoso contacto físico, Cameron Diaz se siente orgullosa de su último trabajo en la gran pantalla porque, entre otras cosas, le ayudó a mantenerse en forma y a exhibir su faceta más atlética delante de todos sus compañeros, lo que supuso un gran desafío para ella pese a que siempre ha seguido un estilo de vida muy saludable.

«No solo fue un trabajo extremadamente divertido, también fue muy duro en el plano físico por todas esas posturas que teníamos que ejecutar en la cama. Jason y yo tuvimos que entrenar mucho para ganar flexibilidad y no rompernos en mitad de las escenas, así que puedo decir que me siento muy orgullosa de la forma en que afronté la situación», añadió la estadounidense.

Otra experiencia inolvidable que le deja su último trabajo en el mundo del cine hace referencia a una mayor sensibilidad sobre las «necesidades» de su vagina, ya que Cameron asegura haber aprendido que los músculos de la parte más íntima de las mujeres necesitan entrenamiento y «muchos mimos» para funcionar plenamente. 

«Muchas mujeres no son conscientes de que la vagina está ahí para ser utilizada, y para que se tengan en cuenta sus necesidades. Hay que meterse ahí dentro para ver lo que ocurre y cuidarla como la flor delicada que es, pero también es necesario someterla a entrenamiento para que pueda mantenerse en forma. Darle de comer, hidratarla y fertilizarla son tareas muy importantes», concluyó.