Carolina Jaramillo ganó el Desafío África El Orígen

Después de enfrentar los retos más difíciles de su vida, triunfó y se llevó 600 millones de pesos. Carolina habló con Caracol Televisión.
Carolina Jaramillo ganó el Desafío África El Orígen

El anuncio del ganador se hizo en una final emotiva en la que todos los participantes compartieron anécdotas, intercambiaron abrazos y revivieron momentos de la experiencia más alucinante de sus vidas. Y lo hicieron en compañía de los integrantes de La tribu, miembros de esa comunidad africana que los acogió al otro lado del océano y los hizo sentir como en casa.

Carolina Jaramillo venció con el 93% de los votos, y lo hizo con tenacidad y disciplina, lo cual la llevó a ganarse, también,  la admiración de los colombianos.

 

¿Qué piensa hacer con el dinero?

Primero quiero asegurar mis estudios de posgrado, quisiera terminar de hacer los cursos de buceo que me faltan para poder dedicarme a esto y además deseo comprar un apartamento.

¿Qué es lo más importante de ser la ganadora de Desafío África el origen?

Más allá del dinero, es la convicción de que uno en la vida puede hacer las cosas bien y conseguirlas de la manera correcta. Además, este triunfo sirvió para generar más confianza en mí misma, para entender que mi familia es lo más importante en mi vida y creo que la gente no tiene nada que reprochar de mi manera de jugar.

¿Qué diferencia hay entre su participación en 2010 y este año?

En 2010 era todavía una niña disfrutando de una experiencia nueva, un poco insegura. En 2013, la fuerza y la confianza se convirtieron en mis mayores cualidades, tengo la cabeza mejor puesta y soy una persona más madura, definitivamente esa diferencia me dio la victoria.

¿Tuvo momentos de debilidad que le hicieron pensar en abandonar la competencia?

Sí. Hubo dos momentos: el primero cuando me enfrente a María Luisa porque estaba muy enferma y el equipo se había empezado a desintegrar. Y el segundo, cuando me enfrente con Juan David porque sentí que estaba sola en el juego y que me iba a tocar pelear contra el mundo, y así fue: seis desafíos a muerte.

¿Y cómo los superó?

Pensando siempre en mi novio, en mi abuela materna y mis papás, que son los que han guerreado por mí y conmigo, pensando en que ellos estarían orgullosos de lo que pudiera alcanzar. Esa fue mi fuerza. 

Temas relacionados