«Mis personas favoritas son mis dos perros» Carlos Giraldo

El presentador lleva coleccionando chismes durante más de 15 años y como gran agüero llega temprano a las grabaciones de La Red de Caracol.
«Mis personas favoritas son mis dos perros» Carlos Giraldo

¿Cómo llegó a Sweet?

Yo había trabajado durante más de 15 años en teatro, en comedias musicales en español, y al director de esas obras, César Escola, lo contactaron para realizar el jingle de Sweet, el nuevo programa de chismes que surgía en ese año, 1998. Después, él me comentó que estaban buscando presentador. Presenté el casting y me eligieron.

¿Qué es lo que más recuerda de su paso por Sweet?

Durante mis 15 años de presentación de Sweet, lo que más recuerdo es la creación del personaje «El mono de Sweet», que se convirtió en un ícono de los chismes colombianos. Además de eso, que era una empresa muy familiar, todos éramos amigos porque nos mantuvimos por un largo tiempo.

 

¿Algún chisme favorito?

Siempre busco los divertidos y curiosos, me encanta que la gente se divierta porque para eso son los programas de entretenimiento.

¿Qué debe tener un presentador de farándula o chismes?

Varias cosas, hay que ser bastante histriónico, tener credibilidad y carisma con los televidentes.

¿Qué es lo mejor de ser presentador?

Que se entera de absolutamente todo en relación con los famosos. Pero además que es una tarea «mágica», por así decirlo, porque se habla de ellos como seres humanos que también sienten y viven mil cosas. 

¿Cómo llegó a La red?

Cuando se supo que Sweet se acababa tuve la oportunidad de ir a trabajar a RCN con el Lavadero porque siempre hubo un «coqueteo» más cercano con ellos, pero pasaron varios días y no había definición por parte de las directivas, cosa que no pasó con Caracol porque recibí una llamada de Juan Esteban Sampedro, jefe de entrenamiento del canal, y no se fue con rodeos. Dentro de todo lo que me dijo, fue «arrancas mañana a las seis de la mañana», y terminé aceptando. No me veía sentado esperando, desapareciendo de las pantallas, además porque La red es la número uno en el género.

¿Hace algo antes de entrar a grabaciones?

Ya no tengo tantos agüeros, pero desde que me levanto pongo el pie derecho en el piso, y me gusta llegar muy temprano a la grabación.

¿Cómo lo han recibido los televidentes y compañeros?

Muy bien, por parte de los televidentes el recibimiento ha sido muy positivo, lo supe por medio de las redes y por parte de mis compañeros, también. Desde hace un tiempo conozco a Carlos Vargas y a Ronald, y con Diva y Frank somos grandes conocidos; espero que seamos amigos. Este grupo me gusta.

¿Los colombianos lo odian o  lo aman?

Si pongo en una balanza la pregunta, sé que será una gran mayoría de personas que me quiere. Lo siento porque me reconocen en la calle.

¿Tiene alguna persona favorita?

Mi familia en general, somos bastante unidos. Y mis dos perros, Brad y Falcon.

¿Colecciona algo?

Chismes. (Risas.) No soy apegado a las cosas; el valor se lo doy a las personas.

¿Qué no puede faltar en su clóset?

Un buen blazer, jeans y vestidos completos, me gusta vestirme bien.

¿Un lugar favorito?

El valle del Cauca, porque soy de Palmira. También Cali, Barranquilla y Cartagena. Pero hay una finca cerrada que me encanta porque es muy privada y nadie sabe de mí, queda cerca a Bogotá. 

¿Algún lugar que le falte visitar y quiera conocer?

Dibulla, en la Guajira. 

 ¿Qué quería ser cuando pequeño?

Artista. Lo fui mientras estuve en teatro musical, pero como no es tan influyente en el país, lo dejé de lado. Fue un sueño cumplido.

¿Programa favorito?

Me gustan todos los de entretenimiento en los que la gente se presenta a cantar. También en los que aprendo de moda, cocina e historia.