«Los Informantes es el programa que siempre soñé» María Elvira Arango

Hoy es su estreno después de Noticias Caracol y se espera que sea un éxito que garantiza al espectador calidad periodística e investigativa. 
«Los Informantes es el programa que siempre soñé» María Elvira Arango

Hace 45 años nació en Estados Unidos el programa 60 minutos, un «tipo de revista para televisión», en palabras del presentador de CBS Harry Reasoner, que pretendía justamente eso: parecerse a una revista, no solo en la libertad de elección de los temas, sino en el propósito de completar la investigación que las noticias apenas podían cubrir someramente en unos pocos segundos. La idea inicial, que se ha mantenido vigente durante cerca de medio siglo, era la de contar historias contundentes que no daban para hacer un documental, pero que tampoco cabían en espacios tan apretados como los de los noticieros.

Uno podría pensar que Los informantes, el nuevo programa periodístico de Caracol con el que el canal espera acaparar la franja de opinión de los domingos en la noche, está al menos inspirado en 60 minutos. De hecho, durante la formación del programa, que tomó cinco arduos meses de trabajo, el equipo periodístico recibió la asesoría de nadie menos que Stephen Shepard, productor, escritor y editor de 60 Minutos por más de veinte años. Y para completar, la idea es similar: contar, en un programa de una hora, historias (buenas historias) de 15 minutos, combinando los diferentes géneros: crónica, reportaje, entrevistas, perfiles, opinión.

María Elvira Arango, su directora, se encarga de aclarar pronto tal impresión: «Me parece el mejor programa periodístico de opinión de Estados Unidos, no en vano llevan al aire desde 1968, cuando el genio de Don Hewitt lo creó con un único estilo de reportería e investigación. ¡45 años al aire!

»Pero nosotros no somos 60 minutos. Es un gran referente, igual que Watchdog o Hardtalk, de la BBC, o como los famosos Op-docs del New York Times, que también son nuestra inspiración».

LOS INFIRMANTES LOGO FOTOS

Criada periodísticamente en la televisión, como presentadora del noticiero 24 horas, María Elvira llevaba, sin embargo, siete años sabáticos en los medios impresos, dirigiendo las revistas DonJuan y Bocas, del grupo editorial El Tiempo. Pero decidió abandonar a «sus hijos» (María Elvira hizo parte del proceso de creación de ambas revistas), para retornar al medio que la vio nacer. «Es un proyecto como el que yo soñaba. Ese que responde a “cuando yo sea grande quisiera ser…”. Una propuesta como esta, con todo el apoyo y el músculo de Caracol, no se podía desaprovechar». 

Los programas periodísticos de profundidad no han demostrado ser muy populares en Colombia. El rating termina casi siempre condenándolos a las últimas horas de la parrilla, destinados a los ojos de los desvelados. Pero María Elvira está convencida de que el problema no es ni el «periodístico» ni el «de profundidad». «El reto son las buenas historias. Si uno siempre tiene buenas historias, está hecho».

Y para contar buenas historias, ha reunido un equipo de talentosos periodistas de televisión, encabezado por la productora María Fernanda Cardona, ganadora de tres premios Simón Bolívar y artífice del documental En las manos de Dios, nominado a un premio Emmy; Natalia Orozco, ganadora de dos Simón Bolívar consecutivos (2010 y 2011), con diez años de experiencia como corresponsal en Estados Unidos de diferentes medios colombianos y extranjeros, y María del Rosario Arrázola, más conocida como la «Nena», curtida investigadora que María Elvira se llevó de El Espectador. 

Juntos, están en capacidad de hacer de Los informantes un espacio tan popular (y ojalá también tan rentable) como 60 minutos en Estados Unidos. ¿Por qué no? La primera ventaja es el horario: los domingos después de Séptimo día, otro periodístico de Caracol con suficiente audiencia como para entregar la posta en excelentes condiciones. La segunda, la posibilidad de ir adonde sea necesario: «Somos todos reporteros; yo soy la primera –comenta María Elvira–. Y viajaremos adonde sea para contar una historia». 

Por ahora, María Elvira no suelta un dato sobre las historias. «Tengo cinco chivas buenísimas, pero están en el más riguroso hermetismo». ¿Será verdad o una buena estrategia de expectativa? Habrá que verlo esta noche.