«Encontramos nuestras raíces latinas», The Hall Effect

La banda colombiana se reinventa y llega al mercado con una propuesta cargada de sabor latino y mucho rock. 
«Encontramos nuestras raíces latinas», The Hall Effect

The Hall Effect, o mejor, T.H.E., como se hacen llamar ahora «para mejorar la comunicación con nuestros fans en Latinoamérica», iniciaron su camino en el 2007 con el álbum Aim at Me y sorprendieron al país porque cantaban en inglés.

Sus sonidos, canciones y el look de sus integrantes (Douglas en el bajo, Juancho en la guitarra, Andrés en la batería y Óscar el vocalista), daban la impresión de que T.H.E. era una banda anglo. La pronunciación de sus letras era perfecta y tenían la dosis exacta de rock. Al tiempo que promocionaban su nuevo álbum, lanzaron el video de Aim at Me, clip que les valió una nominación como Mejor artista independiente de los Premios MTV Latinoamérica. El éxito estaba de su lado.

Dos años después empezaron su gira por Europa. Un sueño lejano para muchos, pero no imposible. Viajando y dándose a conocer, vivieron experiencias únicas; ninguno se cambiaba por nadie. Entre 2011 y 2012 arrancaron una gira nacional y terminaron en Francia, y cantando en francés. Una etapa poco conocida del grupo.

Parecía que el sueño de la banda se hacía realidad. Sin embargo, algo no encajaba. «Íbamos en el metro de París y nos encontramos con bandas de diferentes nacionalidades. Lo primero que nos dijeron fue “canten una canción”. Quedamos “shockeados” y pensamos, ¿cantamos en inglés, en francés o en español? Si somos colombianos, pues cantemos en español», cuenta Douglas reconociendo que ese momento fue crucial para el grupo: «Nos dimos cuenta de que teníamos que dar ese paso al español; si lo hicimos con otros idiomas, por qué no con el nuestro. Así que el francés nos acercó al español».

Hoy, luego de pasar por el Festival Rock al Parque en México, T.H.E. regresa a su país, más colombiana que nunca. «Todo lo que nos afectó musicalmente siempre fue de bandas en inglés, y sobre todo bandas de rock. En ese entonces fue un proceso muy natural para nosotros», dice Óscar. Y Juancho agrega, «pero estamos buscando nuestras raíces latinoamericanas, esas que dejamos guardadas un rato pero que se han ido despertando».

Sin miedo, abandonaron el inglés, el idioma que les abrió las puertas del escenario internacional y que sin querer cerró parcialmente el camino más importante: Latinoamérica. Así que se embarcaron en una nueva y refrescante propuesta que resultó en un disco 100 % colombiano, compuesto, mezclado y masterizado en Bogotá, llamado ¿Y por qué no?.

«Cuando empezamos a hacer este disco, sentimos una especie de nostalgia por esas bandas de rock latinoamericano. Además cantar en español cambia la música. Es muy diferente expresarse en español y en inglés», señalan los integrantes de la banda.  

Todos coinciden en que el disco va dedicado a ellos mismos y a la gente que disfruta el rock en español y se siente orgullosa de ser latina. «Con este álbum nos quitamos todos los límites que nos habíamos puesto. Somos una banda renovada con muchas ganas de tocar».

T.H.E

Arriba izq. Óscar (Vocalista) - Arriba der. Juancho (Guitarra) - Abajo izq. Andrés (Batería) - Abajo der. Douglas (Bajo)

La producción, según ellos, «sabe a Latinoamérica, a Bogotá y a rock en español. Conservamos el espíritu roquero. Somos rock. Pero la gente se puede sorprender con este disco: hay bolero y diferentes ritmos muy latinoamericanos, aunque conservamos nuestra esencia».

Con emoción, orgullo y mucha satisfacción hablan de su disco. Aseguran que no solo rescatan las raíces colombianas. «Es muy interesante. Pasa por muchas atmósferas. Puedes encontrar un track muy pesado y de repente te encuentras con uno acústico con percusión andina. Luego oyes una canción que suena a cantina y sabe a tequila».

La grabación y producción del disco tardó un año. Empacaron sus equipos y se internaron en una casa en Tabio, Cundinamarca. Allí exploraron nuevos sonidos y comenzaron a crear. ¿Y por qué no? fue producido y mezclado en el estudio de Árbol Naranja por Pedro Rovetto (Bajista de Superlitio) y masterizado por Felipe López (Onda Selecta Mastering). «Pedro, quien es un gran amigo de nosotros, nos dijo que cada banda tenía la oportunidad de reinventarse. Con la experiencia en México, quienes nos oyeron sintieron que les estábamos cantando a ellos».  

Este proceso es nuevo para todos y explican que «No se trata de evolucionar el rock que ya hemos venido haciendo, sino de agregar nuestras experiencias como latinos».   

Para ellos, la gracia de todo es creer en lo que uno hace. «Aquí buscamos en el interior, en nuestras raíces. Queremos darles a nuestros fans el 100 % de nosotros», concluyen.  

Escucha Te espero, la nueva canción de T.H.E. aquí

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Cajas de sorpresas