«Fanny Mikey hacía posible lo imposible» Anamarta de Pizarro

*Vanidosa, rumbera y amante de la cocina. Esta mujer se vuelve noticia cada dos años, cuando hace realidad una edición más del Festival Iberoamericano de Teatro. *
«Fanny Mikey hacía posible lo imposible» Anamarta de Pizarro

Aunque asegura que la peor crítica que le han hecho es «quedar entre las peor vestidas de Colombia, según CROMOS» esta soñadora del teatro aceptó entrar a nuestra Tómbola y revelar algunos secretos.

-Un agüero.

Jamás recibo un salero en la mano.

 

-Lo mejor de su cargo.

Grandes amigos por el mundo.

 

-Un truco para conservar la calma.

Ir al gimnasio varias veces a la semana.

 

-¿Qué le quita el sueño?

La financiación de uno de los festivales de teatro más grandes del mundo.

 

-Un recuerdo de Fanny Mikey.

Su tenacidad para hacer posible lo imposible.

 

-La mejor noticia que ha recibido últimamente.

Que Brasil haya aceptado ser el país invitado de honor al Festival 2014.

 

140220_AnaMartadePizarro_SC_40

Un truco para cuidar su cabello.

Azul pintado de azul.

 

 

-¿En qué se ha vuelto experta?

En ver obras de teatro con ojo de Festival.

 

-¿Qué hace cuando se desvela?

Contestar correos y leer libros de cocina, eso me relaja.

 

-Una canción para enamorar.

La mujer que yo quiero, de Serrat.

 

-¿Qué momento de su vida borraría?

Aquellos en los que perdí gente cercana.

 

-Un sonido que no soporta.

El llanto de un niño.

 

-Una tentación imposible de resistir.

Una buena comida acompañada de un muy buen vino.

 

-Un recuerdo de su época de militancia.

Batallar junto a mis amigos por un mundo mejor para todos.

 

-¿Cuál es su posesión de mayor valor?

Mi familia, de lejos.

 

-Un santo de su devoción.

San Telmo en Buenos Aires.

 

-Un recuerdo de su primer amor.

El primer beso.

 

-Su especialidad en la cocina.

Preparar algo rápido y delicioso «a la nevera».

 

-¿Qué tiene en su mesa de noche?

Libros, revistas, periódicos, iPad, cargadores, joyas, medicinas. Parece una cartera grande de mujer, sin las fotos.

 

-Su autor de cabecera.

Cambia con los tiempos, hoy es Wajdi Mouawad, que viene al festival.

 

-¿Qué le aburre de su cargo?

Pelear cada dos años por unos recursos, que después de 26 años de demostrar lo importante que es el Festival, deberían salir de manera automática.

 

-¿Quién la ha hecho llorar?

Los que no entienden las dificultades que hemos superado para que el Festival sobreviva y crezca.

 

-Una canción que la pare a bailar.

Cualquiera de salsa o también flamenco.

 

-¿Cada cuánto se pesa?

En época de Festival no hay tiempo, toca al ojímetro.

 

-¿En qué deporte es buena?

No pude ni con el golf, ni siquiera pegarle a una pelota quieta.

 

-Lo mejor de un matrimonio de treinta años.

Las noches de pareja cuando cenamos, tomamos, conversamos y…

 

-¿Cuál es el viaje que más la ha emocionado?

Rusia en 2007 con mi familia, Fanny, Daniel y un grupo grande de amigos.

 

-Una obra de teatro memorable.

Toca responder como lo haría un buen, o mal, político: son muchas para nombrar una sola.

 

-¿El mejor festival en estos 26 años?

Siempre es el que estamos organizando.

 

-¿Su mayor pecado?

Vanidad, eterna vanidad.

 

-Un olor que la regrese a la infancia.

El de la tierra caliente del Tolima.

 

-¿Qué quería ser cuando chiquita?

Lo mismo que cuando grande: bailarina.

 

-¿Madrugadora o trasnochadora?

Trasnochadora hasta que llega el Festival y la noche y el día empiezan a juntarse.

 

Una fórmula para esquivar lagartos que quieren entrar gratis al festival.

La Junta sabiamente limitó este año las cortesías.

140220_AnaMartadePizarro_SC_03

 

 

-¿En qué gasta sin pensar?

A lo Imelda Marcos, en zapatos.

 

-¿Qué les envidia a los hombres?

La velocidad con que se arreglan o creen que lo hacen.

 

-¿Qué la avergüenza?

Salir a la calle sin maquillaje y mal arreglada.

 

-¿Dónde queda el infierno?

En la mente de los violentos.

 

últimas noticias

¿Cómo revivir la pasión con tu pareja?

Las ventajas de la masturbación femenina

Los suplementos de la mujer