29 Cocina y Bar

El chef es su dueño, Daniel Kaplan. Tuve la mala suerte de no encontrarlo el día que fui.

La carta muestra un “concepto” claramente definido y sencillo, cocina de poca elaboración y algo novedoso en el medio. El menú se  estructura con risotto, pero, a diferencia de Italia, aquí es un plato principal con una carne o vegetal y que se cocinan conjuntamente. (Risotto es un plato de arroz al estilo del Norte de Italia hecho con los arroces del valle del Po) y mezclado con todo lo imaginable en cocina italiana. En la lista de una comida completa italiana se sirve solo, como primo piato.

En entradas, Kaplan está trabajando con una línea de chorizos, creo que con futuro prometedor, y quesos de cabra fresco. Entre éstos se destaca un andouille, más al estilo Cajún (con cerdo ahumado) que al estilo francés. Al chorizo de salmón le falta mucho trabajo.

El menú presenta: 13 entradas con precios entre $8.000 y $18.000, 12 platos principales, seis de ellos con risotto, con precios entre $25.000 y $30.000, seis postres, seis cafés.

Suficiente sobre expectativas y vamos a comer bien, si se puede.

Pedimos lo sugerido y lo obvio. Para iniciar, “Variedad de Chorizos y Quesos de cabra” ($28.900), es un plato para dos. Consta de un chorizo de andouille, un chorizo de salmón y un chorizo español, y tres quesos de cabra: cinderello, bugón, tomino. El andouille va por buen camino pero todavía no ha llegado, el de salmón no gustó y el chorizo español cortado en tajadas delgadas y fritas me pareció un sacrilegio. Los tres quesos de cabra, buenos. Complace que empecemos a tener queso de cabra en Colombia. ¿Por qué acompañar los chorizos y quesos con papas fritas si tienen buen pan?

Como plato fuerte, Risotto de Pato y Chuleta de Cerdo con Risotto. Aquí la experiencia no fue afortunada. El risotto de la chuleta con cascaritas de limón y pedacitos de queso fundido estaba muy ácido, la chuleta grande, desabrida y dura. El risotto del pato muy cocido y el pato también recocido y de absoluta simpleza. Hago constar que había comido antes el risotto de pato estando Kaplan a cargo y realmente comí bien.

Como postre, Milhojas de Banano. La milhojas buena, el mouse de banano muy desabrido y con exceso de crema, no sabía a banano.

Definitivamente fue una noche desabrida. Quedé pensando si había que llamar antes a preguntar si Kaplan estaba para poder decir con satisfacción aquí se come bien.

Dirección: Calle 29 Bis N° 5-66. Teléfono: 232 3921.

[email protected]

Temas relacionados
últimas noticias

Receta del día: lomo fino con pesto