4 tendencias gastronómicas que vienen pisando fuerte

Noticias destacadas de Gastronomía

Hace ya un año que el mundo entero experimenta la transformación más radical del último siglo. Casi todos los ámbitos de nuestra vida han evolucionado y hay uno en especial que ha adquirido más relevancia que nunca: la alimentación.

Hoy, Thermomix*, en colaboración con Mintel, la agencia de inteligencia de mercado, presenta el informe ‘Tendencias gastronómicas de 2021’, con el objetivo de dar a conocer los nuevos hábitos de consumo que marcarán este año.

Puedes leer: Cuidados que debes tener con los alimentos ¡Pilas con las medidas!

Como resultado de esta investigación, el informe ‘Tendencias gastronómicas de 2021’ identifica 4 grandes corrientes que darán forma este año al panorama culinario español.

1. Auge de los alimentos que mejoran nuestro estado de ánimo y bienestar mental

La ingente cantidad de mensajes sobre la pandemia, ya sea en materia de salud o de economía, genera una gran cantidad de estrés y esto tiene un efecto directo en nuestra salud. Además, al permanecer más tiempo en nuestras casas con el teletrabajo y las restricciones de movilidad, las oportunidades de socializar y canalizar el estrés son más limitadas que en el pasado.

Este año el consumidor se refugiará más que nunca en la gastronomía en busca de pequeños momentos de alegría y bienestar. Caprichos que introducimos en nuestra dieta y que hacen que nos sintamos reconfortados, mejore nuestro estado de ánimo y aliviemos el estrés acumulado.

El 85% de los españoles coincide en que lo que comemos tiene un impacto directo en nuestras emociones, y el 74% afirma que disfruta y encuentra bienestar en aquellas cosas que les recuerdan su pasado.

Por ello, será frecuente que recurramos a alimentos de nuestra infancia (como snacks dulces o salados) como forma de recordar tiempos felices. De hecho, vendedores minoristas de toda Europa ratificaron el aumento en la compra de golosinas, patatas fritas, chocolate y helado en las semanas siguientes al inicio del confinamiento.

Puedes leer: Cómo preparar uchuvas confitadas con naranja y canela

Los alimentos que nos aportan este tipo de confort continuarán siendo muy demandados. Sin embargo, buscaremos maneras de darnos un capricho de forma más responsable.

Por ejemplo, reduciremos el consumo de los carbohidratos y las grasas, optando por harinas integrales o mantequillas de frutos secos para establecer un equilibrio entre salud y placer. Más de la mitad de los consumidores españoles (57%) afirma que un snack con características saludables (por ejemplo, con fibra o bajo en azúcar) es más apetecible.

Asimismo, para crear momentos de placer saludables, también cobrará especial importancia el control de las porciones y el consumo de estos alimentos en mini packs, que nos permitirán cuidar de nuestra salud y, al mismo tiempo, nos aportarán el bienestar necesario.

2. Apuesta por los alimentos que refuerzan el sistema inmunitario y nos ayudan a prevenir enfermedades

Las búsquedas online relacionadas con “sistema inmunitario” y “alimentos” han aumentado de forma abrumadora en los últimos meses. Los consumidores de todo el mundo empezaron a buscar alimentos y bebidas que pudieran mejorar su salud, explorando por términos como vitaminas, antioxidantes, jengibre, probióticos o cúrcuma.

El 46% de los consumidores en España coincide en que la COVID-19 les ha hecho incorporar a su dieta más nutrientes que refuerzan el sistema inmunitario. Esta preocupación llega incluso a incrementarse hasta el 59% en el caso de los españoles entre 25 y 35 años.

Los alimentos cargados de vitaminas, minerales y probióticos serán claves este año como forma de fortalecer nuestro sistema inmunitario. Además, entre el consumidor europeo, se observa una fuerte inclinación por los alimentos y bebidas ecológicos, pues son percibidos como más saludables y más “limpios”, es decir, libres de pesticidas, componentes químicos, aditivos artificiales o conservantes.

De hecho, una cuarta parte de los españoles piensa que los alimentos y bebidas ecológicos son más seguros que los productos convencionales, y el 54% afirma que los consume porque son más sanos. No obstante, la idea de que los productos ecológicos son más nutritivos está menos consolidada.

3. Crecimiento de la demanda de recetas caseras a la altura de un restaurante

Las restricciones y el cierre de la hostelería en algunos territorios, ha llevado a que los consumidores europeos permanezcan más tiempo en casa, limitando sus opciones de entretenimiento. Ante esta situación, muchos se han interesado en recrear en casa los menús de sus restaurantes favoritos, opción que podría convertirse en una tendencia a largo plazo tras la pandemia como alternativa de ahorro.

Este escenario ha conducido en Europa a un incremento del interés por la cocina en el hogar. Y las oportunidades de cocinar en casa crecen aún más con la consolidación del teletrabajo. Sin embargo, los consumidores necesitarán inspiración para crear recetas fáciles y rápidas.

Puedes leer: Mandamientos para hacer sushi en casa

De este modo, las recetas sencillas, pero creativas, que incluyan variedad a nuestras rutinas, también serán tendencia este 2021. Especialmente entre los más jóvenes, que buscan cada día consejo e inspiración en las redes sociales y estarán interesados en experimentar con nuevos tipos de cocina y sabores en sus platos. Por ello, los vídeos de recetas, consejos culinarios y trucos continuarán cobrando especial importancia en casa.

La planificación de las comidas también será un aspecto al que los consumidores prestarán atención este año para hacer una compra más eficiente y luchar contra el desperdicio alimentario. El 38% de los españoles afirma que, una vez remita la pandemia, planificará sus comidas con antelación para aprovechar todos los ingredientes y reducir la pérdida de alimentos.

4. Aumento del consumo de productos de origen local y de temporada

El interés de ingredientes de origen local y de temporada sigue incrementado. Por un lado, debido a que los consumidores demandan una mayor transparencia en torno a los ingredientes que componen los alimentos. Y, por otro lado, como forma de ahorro debido a la inestabilidad financiera. Los productos de temporada son más asequibles y los consumidores optan cada vez más por ellos para intentar reducir el gasto en su cesta de la compra.

Igualmente, la apuesta por los productos locales también ha crecido como forma de apoyo a las comunidades y negocios de proximidad. El 34% de los españoles afirma comprar más en los negocios locales desde el comienzo de la COVID-19. Y es que, la compra de productos locales también genera un sentimiento de pertenencia y responsabilidad medioambiental.

Por último, los consumidores también optarán por la simplicidad en sus vidas, lo que les permitirá reducir la toma de decisiones y, con ello, la ansiedad y el estrés. Por este motivo, se refugiarán en sus productos de confianza y buscarán una mejor relación calidad-precio. Además, apostarán por recetas que requieran menos ingredientes, sean más asequibles y generen menos sobras y desperdicios. Los platos de ingredientes versátiles, que les ayuden a crear diferentes sabores, como las verduras, también seguirán al alza.

Comparte en redes: