“Asesinaron a Michael”

Los rumores parecen hacerse más reales. Según entrevistas publicadas por revistas norteamericanas, al ‘Rey del pop’ lo asesinaron  porque valía más muerto que vivo.
“Asesinaron a Michael”

La Toya Jackson era la más cercana a Michael de sus nueve hermanos, por eso fue elegida por la familia para que firmara los papeles y certificados de su repentina muerte. Sin embargo, la gran duda que la asaltaba, la de que su hermano no murió por causas naturales, sino por un posible asesinato, le hizo solicitar una segunda autopsia.

Y es que lo que hasta el domingo eran simples rumores, este lunes son versiones que empiezan a cobrar más fuerza después de las fuertes declaraciones que hizo La Toya a las revistas de farándula News of the World y The Mail on Sunday. “Michael fue asesinado y no creo que sólo una persona haya estado involucrada. Siento que fue todo por dinero. Michael valía más de US$1.000 millones en activos musicales y publicitarios, y alguien lo mató para cobrar eso. Él valía más muerto que vivo”, dijo la cantante de 53 años a News of the World con los ademanes que dejaban recordar cuánto llegaron a parecerse los dos hermanos después de sus múltiples transformaciones y cirugías.

Sus declaraciones se conocen dos días después de que el jefe de la Policía de Los Ángeles admitiera que el asesinato era una de las líneas de investigación del caso, algo sobre lo que La Toya no tiene dudas: “Tenía marcas de pinchazos en el cuello y en los brazos”, dijo. Además, vaticinó que conocer los resultados finales “será un shock” para todo el mundo.

Otro de los indicios que llevaron a la hermana mayor de Michael a construir esta hipótesis es que ese grupo de personas que conspiraron para su muerte —de quienes nunca dio nombres en sus declaraciones para no entorpecer las investigaciones de la Policía—, además “se  robaron US$2 millones en efectivo y numerosas joyas de la casa de su hermano”, que, además, “lo engancharon a las drogas, que lo aislaron de su familia y amigos para que se sintiera solo y vulnerable, y que lo obligaron a trabajar hasta la extenuación para seguir ganando dinero”.

En las entrevistas revela otros detalles, como que el cantante no murió en su cama, sino en la del médico que vivía con él, Conrad Murray, al que acusa de desaparecer cuando ella empezó a hacerle preguntas en el hospital al que llevaron el cuerpo de su hermano. “Se limitó a mascullar algo y me dijo algo así como ‘Michael no lo hizo, lo siento’. Algo no estaba bien. Me pareció extraño”, dijo la cantante, quien también admitió que  había una caja de pastillas vacías en la gaveta y varios tanques de oxígeno desocupados en el garaje de la casa. “Queremos saber por qué nos mantuvieron a todos alejados de Michael, mi padre siempre intentaba ir a visitarlo, pero era imposible. Y si mantienes la familia lejos no puedes ayudar, ni darte cuenta de lo que está pasando. Es como dicen por ahí: divide y conquistarás”, añadió la acongojada hermana.

Por su parte, el padre del Rey del pop, Joe Jackson, de 79 años, dijo al programa ABC News en una entrevista televisiva que quedó estupefacto cuando se enteró hace dos semanas de que su hijo de 50 años había colapsado y había sido llevado de emergencia a un hospital. “Simplemente no podía creer lo que le estaba pasando a Michael. Creo que fue un acto delictivo, creo eso”, declaró, sin dar más detalles.

El diario Los Angeles Times reportó la semana pasada que la oficina forense había emitido citaciones para revisar los archivos médicos con varios doctores que asistieron a Jackson, incluyendo su dermatólogo de Beverly Hills, Arnold Klein. Klein ha negado haber recetado a Jackson los potentes medicamentos. El cuerpo de  Jackson contenía, según informes forenses, altas dosis de morfina, un analgésico conocido como demerol y dosis del poderoso narcótico dilaudis.

Temas relacionados
últimas noticias