Receta del día

Cacerola de pollo con habas y papa criolla

Todo el sabor casero en una receta. ¡A probar!

Foto: Archivo Cromos

Ingredientes:

(4 porciones)

- 4 cucharadas de aceite

- 8 perniles de pollo

- Sal y pimienta recién molida

- 2 a 3 cucharadas de aceite vegetal

- 1 taza de cebolla puerro cortada en rodajas delgadas

- 1 cucharadita de romero fresco picado

- 6 chorizos, tipo coctel cortados, en pedazos medianos

- 1 taza de habas

- 1/2 taza de vino blanco

- 2 tazas de caldo

- 1 hoja de laurel

- 1 ramita de apio

- 4 semillas de pimienta negra

- 2 tazas de papa criolla mini, sin pelar

- 1/2 taza de crema de leche

- 1 1/2 cucharada de pimentón rojo cortado en cuadros pequeños

- 2 1/2 cucharadita de cilantro picado

- Sal

 

Preparación:

1. En un sartén calienta el aceite. Condimenta el pollo con sal y pimienta. Asa el pollo por 10 minutos o hasta que tome un color dorado. Retira del fuego.

2. En una olla grande calienta las otras 2 cucharadas de aceite. Sofríe el puerro por 2 minutos. Agrega el romero, el chorizo y continúa friendo por 2 minutos más.

3. Añade el pollo, las habas, el vino blanco, el caldo, el laurel, el apio y las semillas de pimienta negra. Cocina a fuego medio, hasta que las habas estén tiernas y el pollo cocinado, cerca de 15 minutos.

4. Agrega las papas criollas y cocina por 10 minutos más. Retira la ramita de apio y la hoja de laurel.

5. Con una cuchara saca el pollo y los vegetales de la olla. Debe quedarte en la olla una taza de líquido. Al líquido que te quedó agrega la crema de leche, el pimentón y el cilantro. Cocina la salsa por 5 minutos o hasta que espese un poco. Si es necesario, añade más sal. Incorpora nuevamente los perniles de pollo y los vegetales. Caliéntalos por unos minutos.

6. Esparce la salsa y los vegetales sobre una bandeja. Pon el pollo sobre el cocido de las papas y habas. Sirve.

 

Las habas

Esta leguminosa se ha cultivado desde tiempos inmemoriales. Fue traída al Nuevo Mundo por los conquistadores, donde tuvo gran aceptación y entró como ingrediente en nuestras sopas típicas, como en el cuchuco de trigo. También en la gastronomía del Mediterráneo tienen un puesto importante, especialmente en la española. Las habas quedan ricas en sopas, purés y salteadas con jamón o tocineta. Se pueden comer frías, dándole a las ensaladas un toque especial. Son ricas en carbohidratos y contienen vitaminas A, B y C y minerales (hierro, fósforo y calcio).

 

últimas noticias

Cien velas para el Negroni

Galletas de Rudolf para el día de las velitas

Smoky Monkey