Gente que lo hace bien

¿Cómo preparar pasta rellena de queso a la carbonara?

Noticias destacadas de Gastronomía

En esta columna, el chef felicita y destaca a las personas que, después de tanto esfuerzo y dedicación, están empezando sus propios negocios. Este es el caso de Sebastián Bedoya, dueño de una pequeña fábrica llamada La Monferrina.

Nada más satisfactorio que ver a los jóvenes que comenzaron su vida laboral conmigo, salir adelante, crear empresa y cocinar productos artesanales y de extraordinaria calidad. Es el caso de Sebastián Bedoya, quien montó una pequeña fábrica (ya no tan pequeña) de pastas en el barrio La Perseverancia, llamada La Monferrina. Lo encuentran en Instagram como @lamonferriona y les recomiendo seguirlo para hacer sus pedidos a través de este medio. Debo decir que no lo había visitado antes, pero ahora me he acercado a sus redes sociales, hice mi pedido y me volví cliente. Ya he probado los sorrentinos de ricotta y espinaca, los raviolis de carne, los de tres quesos y los espectaculares gnocchi de papa criolla. Incluso, atendió mis caprichos y me hizo unos raviolis de tomate para prepararlos a la inversa, con salsa de queso. Creo que esta columna es también para felicitar y destacar a la gente que lo está haciendo bien, y más en estos tiempos cuando cobran tanta relevancia los emprendimientos de gente que quiere salir adelante haciendo las cosas bien. ¡Felicitaciones Sebastián!

hsasson28@hotmail.com / www.harrysasson.com

INGREDIENTES (Para 2 personas)

500 gramos de pasta rellena de queso de La Monferrina (IG @lamonferrina)

1/2 taza de jamón york en cuadritos (o tocineta o jamón ahumado)

1 huevo

1/2 taza de queso parmesano rallado

1/2 taza del agua de cocción de la pasta

2 cucharadas de aceite de oliva de buena calidad

1 diente de ajo

Sal y pimienta negra recién partida

PREPARACIÓN

Las pastas de La Monferrina vienen congeladas y se deben cocinar así: en una olla ponga a hervir suficiente agua con sal, cuando suelte el hervor agregue la pasta y reduzca la temperatura a medio. Aparte, en una sartén grande, sofría el diente de ajo en el aceite de oliva y retírelo. Cuando la pasta esté a punto, drene el agua (reserve media taza) y pásela a la sartén junto con el jamón y el agua de cocción que ha reservado. Cuando comience a hervir, rompa el huevo encima y revuelva suavemente con una cuchara de palo y moviendo la sartén. Apenas el huevo empiece a cuajar, apague el fuego, añada el parmesano, sazone con sal y pimienta, y mezcle todo un poco más. Debe quedar cremoso, pero no como huevo perico. Sirva con un poco más de parmesano encima.

Comparte en redes: