Entre copas y entre mesas

El turno del Eje

El nuevo escenario de esta inacabable búsqueda por definir una identidad culinaria propia está ahora en el Eje Cafetero.

Helena Adentro es un restaurante de Filandia. www.paisgourmet.co

La pesquisa continúa en el Eje Cafetero donde nuevos y consagrados cocineros ponen allí continuamente en marcha interesantísimas propuestas en ciudades y localidades como Filandia, Salento y Pereira.

Buena parte de este revolcón surge de un hecho innegable: el Eje Cafetero es el segundo destino turístico nacional, después de Cartagena. Por lo tanto, es llamado a convertirse en inigualable vitrina gastronómica para exhibir los hechizos del terruño.

Un fenómeno similar –y con deliciosos desenlaces– ya lo han vivido capitales departamentales como Medellín y Cali.

La primera ha dado a luz originales proyectos como Idílico, El Trompo y Sambombi Bistró, todos promovidos por jóvenes e inquietos cocineros antioqueños, quienes trabajan con una misma receta: respetar el ingrediente y fusionarse con el entorno.

Sin menospreciar las diferencias existentes entre ellos, es claro que les obsesiona servir en el plato una seductora y sabrosa cocción. Saben que luego vendrán las depuraciones.

En Cali también descuellan formatos ya comprobados e inspirados en los sabores del Pacífico, como los ofrecidos por restaurantes como Platillos Voladores, de las hermanas Acosta, y Ringlete, en el barrio Granada.

El primer intento por sacar a relucir la movida gastronómica cafetera (en Armenia, Manizales, Pereira y alrededores) acaba de ser puesto en marcha por el grupo País Gourmet, de Medellín (responsable de los festivales Medellín Gourmet y Dulcemanía). Denominado Eje Cafetero Gourmet, este programa se lleva a cabo entre el 15 y el 30 de noviembre, y se enfoca exclusivamente en los consumidores locales y en los turistas.

En dicho evento participan cerca de 50 restaurantes regionales, entre nuevos y tradicionales.

La búsqueda más notoria de un estilo propio la encabeza el cocinero quindiano Julián Hoyos, del restaurante El Silo, en Montenegro. Su concepto, llamado Retorno al Origen, es un festín de sabores, alusivo al encuentro entre el indígena Quimbaya y el arriero antioqueño. Es una pena que El Silo no haya participado en el festival.

Otras propuestas interesantes incluyen nombres como Helena Adentro, José Fernando y Tuk Tuk, en Filandia; La Herrería y Quindú, en Salento, y Latino Cocina Popular, en Pereira. Helena Adentro, José Fernando y Latino Cocina Popular ya han sido galardonados con los premios La Barra.

Claro: no son todos los que son ni son todos los que están, pero la mayoría de los participantes se inspiran en lo que Nicolás Jaramillo Botero, director local de Eje Cafetero Gourmet, llama el rescate de la alacena cafetera.

“La región cuenta con un inmenso legado culinario; es una despensa agrícola con productos autóctonos que han enriquecido la cocina local y que, a su vez, han recibido influencia de regiones como Boyacá, Valle del Cauca, Chocó, los Santanderes y Antioquia. Apostamos a rescatar este haber gastronómico como un elemento de valor y relevancia en una zona de creciente importancia nacional e internacional”.

Como lo ve, en su próxima visita al Eje encontrará muchas razones para deleitarse.

892480

2019-11-23T21:00:00-05:00

article

2019-11-23T21:00:02-05:00

[email protected]

cromos

Hugo Sabogal

Gastronomía

El turno del Eje

16

3261

3277