Ensalada de espinaca, espárragos y peras con vinagreta de uvas

Noticias destacadas de Gastronomía

Una ensalada es un plato frío con hortalizas mezcladas, cortadas en trozos y aderezadas con sal, aceite vegetal y vinagre. Revisa esta receta y aprende cómo hacerlas de una manera diferente.

Ingredientes

(4 porciones)

- 2 peras peladas

- 1 cucharada de jugo de limón

- 1/2 taza de jugo de naranja

- 4 tazas de agua

- 1/3 taza de miel

Vegetales

- 3 tazas de espinaca “baby”

- 12 unidades de espárragos

- 2 cucharadas de pimentón rojo cortado en cubos pequeños

- 1 cucharada de aceite de oliva

- 2 cucharadas de queso azul

Vinagreta de uva

- 4 cucharadas de jugo de uva

- 1 1/2 cucharadas de vinagre de cidra

- 3 1/2 cucharadas de aceite de oliva

- Sal y pimienta

 

Preparación

1. Retire el corazón de las peras. Báñelas con el jugo de limón para evitar que tomen un color oscuro. En una olla ponga el jugo de naranja, la miel y el agua. Cocine las peras en esta mezcla hasta que estén tiernas. Tenga cuidado que no se desintegren. Retire del líquido las peras y déjelas enfriar. Corte cada pera por la mitad.

2. Cocine los espárragos parados en una olleta. Vierta agua con una cucharadita de sal. Las puntas deben quedar afuera del agua. En este proceso el vapor cocinará las puntas. Se sabe que están cocinados cuando al insertar la punta de un cuchillo penetra fácilmente. Sáquelos de la olleta, y enfríe en agua fría, para parar la cocción. Corte cada espárrago en tres partes.

3. Para elaborar la vinagreta mezcle con un batidor todos los ingredientes.

4. Parta el queso en pedazos pequeños. En un recipiente mezcle la espinaca con los espárragos, el pimentón la cucharada de aceite y los pedacitos de queso azul.

5. Taje cada mitad de pera en abanico.

6. Ponga la mitad de cada pera en 4 platos. Al lado la ensalada con el queso. Rocíe un poco de la vinagreta o pásela por aparte. 

7. Sirva.

 

Los espárragos

Bajos en calorías, ricos en hierro, vitaminas A y B. Existen gran cantidad de variedades, los más comunes son los verdes y blancos, que se encuentran envasados o frescos. Dan frescura y textura a las ensaladas. Cuando son protagonistas se preparan rápidamente acompañados de vinagretas, mayonesa, mantequilla caliente o con salsa holandesa. Se combinan bien con otros vegetales, pasta y arroz, son excelentes para acompañar platos de carne, aves y pescado. Cuando compre espárragos escoja aquellos con tallos firmes, buen color, con la punta compacta o cerrada. Evite los que tengan tallos leñosos y color carmelita. Antes de cocinarlos retire la piel exterior, dura y fibrosa con un pelador o cuchillo. Al pelar los tallos observe que el grosor de estos sea similar para que la cocción sea pareja.

Comparte en redes: