Recta del día

Fritatta de queso y champiñones con pesto de tomate seco

Una receta para disfrutar en familia. ¡Anímate a prepararla!

Archivo Cromos

Ingredientes:

(6 porciones)

- 1 taza de queso paipa rallado

- 8 aceitunas tajadas en rodajas

- 3 champiñones medianos tajados en rodajas medianas

- 1/2 cucharada de albahaca cortada en tiras delgadas

- 4 cucharadas de tomate sin piel ni semillas cortado en cuadros pequeños

- 12 huevos

- 1/4 cucharadita de ají jalapeño finamente picado

- Sal

 

Pesto de tomate seco con almendras:

- 2/3 taza de tomate seco conservado en aceite

- 2 cucharadas de almendras crocantes trituradas en pedazos medianos

- 1/2 cucharadita de ajo fi namente picado

- 2 1/2 cucharadas de perejil liso

- 1/2 a 2/3 taza de aceite de oliva

- 3 cucharadas de queso parmesano rallado

- Sal y pimienta recién molida al gusto

 

Preparación:

Calienta el horno a 350°F (180°C)

1. En una sartén antiadherente con mango de acero esparce el queso rallado. Distribuye sobre el queso las aceitunas, champiñones, albahaca y tomate.

2. En una vasija bate vigorosamente los huevos con el ají y la sal. Vierte el huevo sobre el queso y los champiñones. Cocina a fuego bajo con la sartén tapada. Separa con una espátula el huevo de los bordes. Cuando haya cuajado casi en su totalidad ponla en el horno por 15 minutos aproximadamente o hasta que esté la fritatta de consistencia fi rme. Retírala del horno y déjala enfriar. 

3. Mientras se cocina la fritatta elabora el pesto. Escurre el tomate. En un procesador o licuadora pon el tomate, las almendras, el ajo y el perejil. Agrega el aceite, poco a poco, al resto de los ingredientes hasta que se hayan triturado sin que se conviertan en puré. Pon el pesto en una vasija e integra el queso parmesano, la pimienta y si es necesario sal. Este pesto lo puede hacer con dos días de anterioridad. Consérvalo en refrigeración.

4. Corta la fritatta en triángulos y sirve con la salsa aparte.

 

El huevo

Es uno de los ingredientes que más funciones ejerce en la cocina. Sirve para emulsionar, dar color, añadir humedad, glasear, espesar y airear. Su papel es protagónico en la pastelería y panadería. Es el alma de muchas salsas, como la cremosa mayonesa. También ayuda para que los apanados se fi jen a los ingredientes. El huevo se puede preparar en diversas formas: hervido, freído, horneado y escalfado. Sólo añada un toque de su hierba preferida, unas tiras de jamón o unos champiñones para obtener un plato sencillo, exquisito para grandes y pequeños. El huevo es una fuente de proteínas y contiene aproximadamente 75 calorías

 

últimas noticias

El contraataque de Cahors

Ponqué de mango con salsa de moras