Langostinos apanados con papa sobre mango y coco

¡Perfectos para arrancar la semana!

Foto: Archivo Cromos.

Ingredientes
(6 porciones)

24 unidades de langostinos 
Sal y pimienta
Aceite para freír

Picado de mango y coco:
2 tazas de mango cortado en cubos pequeños de 1 cm x 1cm
1 1/2 taza de jugo de mandarina
1/2 taza de jugo de mango sin azúcar
3 cucharadas de cilantro picado
1/2 cucharadita de jengibre finamente picado
1/2 taza de pimentón rojo cortado en cubos pequeños
1 cucharada de ralladura de limón
4 cucharadas de coco cortado en cubos pequeños
Sal

Apanado de papa:
Apanados con papa sobre mango y coco

3 a 4 papas sabaneras peladas y ralladas en tiras anchas
2 huevos batidos ligeramente
3 1/4 tazas de harina de trigo
Sal y pimienta

Decoración:
24 hojas de guascas
Aceite para freír

Preparación:
1. En un recipiente mezcle todos los ingredientes del picado de mango y coco. Consérvelo en refrigeración por una hora para que se desarrollen todos sus sabores.

2. Condimente los langostinos con sal y pimienta. Páselos por el huevo batido, después por la harina y fi nalmente por la papa rallada. El langostino debe quedar totalmente cubierto con la papa.

3. Caliente el aceite en una olla. Fría los langostinos hasta que la papa esté crocante, aproximadamente 5 minutos. Ponga los langostinos apanados sobre papel absorbentepara retirar el exceso de grasa.

4. Fría en aceite caliente las hojas de guascas, hasta que estén crocantes, cerca de dos minutos.

5. Distribuya la mezcla de mango y coco sobre 6 platos. Encima de este picado ponga 4 langostinos apanados en cada plato. Decore con tres o cuatro hojas de guascas. Sirva.

EL COCO
Marcopolo al descubrirlo lo llamó “Nuez del faraón”. El coco es muy versátil. Lo podemos usar en preparaciones dulces y saladas. En la pastelería es muy apreciado para elaborar tortas, galletas y helados. Su leche se utiliza de diversas formas: en cocteles, salsas, para escalfar pescados y mariscos, cocinar el arroz y aromatizar verduras. El coco fresco imparte frescura y textura a las ensaladas. De su interior se obtiene un agua refrescante y dulce, ideal para calmar la sed. Escoja cocos pesados según su tamaño. El coco debe tener bastante agua en su interior. Si no tiene agua indica que está demasiado maduro.

 

últimas noticias

Receta del día: Turrón de ciruelas