En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 36 mins

Los restaurantes más ‘chingones’ de Bogotá

Si me tocara comer platos de un solo país por el resto de mi vida, probablemente me iría por los mexicanos. En la capital, estos son mis lugares favoritos para disfrutar esta gastronomía.

Tacos dorados de La lupitaFoto: cortesía La Lupita

En Bogotá, con tantos amantes de la comida mexicana, hay opciones para todos. Hay lugares para los que prefieren los platos más tradicionales, con sabores trasladados desde el país del norte, y para los que prefieren innovar, con ingredientes más cercanos a Colombia. 

 

Agave Azul: Este es uno de los restaurantes más auténticos de la ciudad. Atendido por su dueña, Agave Azul no tiene carta: el mesero le pregunta a los comensales por restricciones o alergias y, según eso, envía distintos platos al centro de la mesa. Aunque hay algunas alternativas tradicionales, siempre hay algo nuevo por probar. Es necesario reservar, y tomar margaritas es la mejor parte del plan. 

La Lupita: Es un restaurante mexicano moderno en el que los platos de siempre llevan un toque propio. Es un sitio muy bien montado. Yo soy fan de las barras, me encanta sentarme con otra persona a tomar margaritas y probar distintas posibilidades, y La Lupita es perfecto para este plan. 

Cantina y punto: Este lugar reúne muy buena comida mexicana en un gran ambiente en el que provoca quedarse. Es el resultado de una sociedad entre el grupo Takami, uno de los grupos de restauración más relevantes de la ciudad, y los creadores de Punto MX, en Madrid, el único restaurante mexicano en Europa con estrellas Michelín. El sitio es muy agradable, bien atendido y da para cualquier ocasión, ya que, a pesar de ser elegante y sofisticado, no pierde esa onda casual y moderna que lo ha vuelto un destino perfecto para un viernes en la noche. Mis recomendados son las cazuelas de chorizo con queso y los tacos de camarón picantes. 

Gringo cantina: La propuesta acá es novedosa. Es un lugar joven y fresco con comida mexicana y algunas alternativas un poco más tex mex. El fuerte para mí son los tacos. Tienen picantes realmente picantes y el sitio, aunque rústico, tiene buena vibra. Es perfecto para tomar michela-das, oír música con amigos y terminar en tequila. 

Chicanos: Este restaurante lo llevo en el corazón, porque fue uno de los pioneros de la comida mexicana en Bogotá. Además de ser un espacio agradable para ir a comer, también tiene una amplia línea de productos para llevar, que son perfectos para hacer preparaciones en casa. Recientemente se renovaron y hay una nueva carta de tacos que me encanta. El menú antiguo tiene algunos clásicos que seguirán siendo los favoritos de muchos, pero las innovaciones hacían falta. La relación precio-producto es muy buena. Además del local de la 78, hay otro punto de venta en La Castellana. 

Casa Mexicana Express: La Casa Mexicana estuvo en la misma esquina durante décadas, pero cerró hace algunos años y su dueña abrió una versión Express a unas cuadras de ahí. Los chilaquiles y la botana de taquitos crunchy son mis platos predilectos. Es una cafetería, pero seguiré yendo mientras exista, porque la comida lo amerita.

 

últimas noticias

Los vinos en 2050