Receta del día: bruschetta con jamón serrano y vinagreta de pistachos

Aprende a elaborar este plato y disfrútalo junto a tu familia. No dejes la creatividad de lado.

Foto: Getty

INGREDIENTES
(6 porciones)
6 tajadas de pan francés o campesino
6 tajadas de jamón serrano
1 pimentón rojo
2 berenjenas medianas
4 cucharaditas de aceite de oliva
Sal y pimienta negra recién molida
1 cucharadita de orégano finamente picado
1 cucharada de perejil liso picado
1/2 cucharada de vinagre de vino blanco
2 cucharadas de aceitunas negras picadas en pedazos pequeños

Vinagreta de pistachos:
1 1/2 cucharada de pistachos picados en pedazos pequeños
9 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
3 cucharadas de vinagre de manzana o de vino blanco
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:
Caliente el horno a 375°F
1. Unte una cucharadita de aceite de oliva sobre el pimentón. Agregue sal y pimienta. Póngalo en una lata y hornéelo hasta que la piel tome un color oscuro. Con un cuchillo pequeño retire la piel negra, las semillas y la membrana blanca. Corte el pimentón en cuadros pequeños.
2. Baje la temperatura del horno a 350°F (180°C). Unte una cucharadita de aceite de oliva en la piel de cada berenjena. Con un cuchillo haga un corte horizontal sobre la piel de cada berenjena. Añada sal y pimienta y hornéela por 30 minutos o hasta que
esté cocinada. 
3. Deje enfriar l a berenjena y retire la piel. Ponga la carne de la berenjena en el procesador y añada dos cucharaditas de
aceite de oliva. No lo procese en exceso. Agregue sal y pimienta.
4. En una vasija mezcle la berenjena, pimentón, orégano, perejil, vinagre y aceitunas.
5. En un recipiente mezcle todos los ingredientes de la vinagreta. 
6. Hornee el pan por tres minutos. Unte una cucharada de la mezcla de la berenjena sobre cada pan. Ponga encima la tajada de jamón serrano. Esparza sobre la preparación la vinagreta de pistacho. Sirva.

El pistacho

Es un fruto seco originario del suroeste de Asia. Tiene una corteza carmelita pálida que contiene una semilla alargada de color verde pálido que se usa principalmente como aperitivo. También se utiliza en salsas, postres como el famoso Baklava, y en helados. Le imparten sabor y textura a las ensaladas y vegetales. Cortados en pedazos y en láminas se encuentran en rellenos, terrinas, salchichas y galantinas. Contiene vitamina B y es rico en minerales (potasio, fósforo, magnesio, hierro y cobre).

 

últimas noticias

Cien velas para el Negroni

Galletas de Rudolf para el día de las velitas

Smoky Monkey