Receta del día: Crema de ahuyama con curry y albahaca

Esta vegetal tiene diferentes formas de preparación, pero sin duda en una crema es lo más tradicional. Te hará recordar a la casa de la abuela. ¿Qué esperas para hacer esta deliciosa receta?

Foto: Archivo Cromos

INGREDIENTES
(4 porciones)
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de cebolla cabezona fi namente picada
1 cucharadita de ajo fi namente picado
1/2 taza de zanahoria, cortada en pedazos pequeños
1/4 cucharadita de ají fi namente picado
1/2 cucharadita de jengibre fi namente picado
1 cucharadita de curry
4 tazas de caldo de pollo (preferiblemente hecho en casa)
600 gr (2 1/2 tazas) de auyama, cortada en cuadros
medianos
Sal

Decoración:
12 hojas de albahaca
Aceite para freír


Preparación:
1. En una olla mediana caliente el aceite y derrita la mantequilla. Fría el ajo, la cebolla, jengibre, ají y la zanahoria por 3  minutos. Añada el curry y cocine por 2 minutos más. Vierta el caldo y añada la auyama. Cocine a fuego medio hasta que esté cocinada la auyama. 

2. Licue toda la mezcla de auyama hasta obtener una sopa de consistencia suave. 

3. Vuelva nuevamente a ponerla al fuego y agregue, si es necesario, la taza de caldo. Añada sal y caliéntela. 

4. En una olla caliente aceite y fría por 2 minutos las hojas de albahaca o hasta que estén crocantes. Póngalas encima de la crema y sirva.
 

LA AHUYAMA
La imagen de la calabaza o ahuyama ha sido incorporada a la cultura popular de la mano del Día de las Brujas, sin embargo este vegetal es mucho más que un simple elemento de decoración durante el mes de noviembre. Su carne anaranjada es deliciosa para hacer sopas y purés aromatizados, excelentes para acompañar aves y carnes. También se usa en rellenos y para los sancochos es un complemento ideal ya que aporta textura y su sabor dulce. En repostería la ahuyama es supremamente versátil para la elaboración de pies y tartas. Existen diversas variedades, que se diferencian por el color de la cáscara, forma y tamaño. Las semillas de la ahuyama se pueden secar o tostar y son exquisitas cuando se agregan en sopas y ensaladas. Es rica en carotenos y vitaminas C y E.