Receta para preparar buñuelitos de zuchini, hierbabuena y yogurt griego

Noticias destacadas de Gastronomía

A veces en nuestras casas –al igual que en los restaurantes– los vegetales se pasan un poquito de su punto óptimo de frescura, así que es necesario utilizarlos en otro tipo de recetas, como una crema, una sopa o una frittata. Nada se pierde.

Continuamos con nuestras recetas saludables para comienzo de año, y esta semana traemos unos buñuelos muy especiales, con zuchini y hierbabuena. Una de las claves de la buena cocina es aprender a aprovechar al máximo los ingredientes, no solo por economía sino además por ética y responsabilidad alimentaria. A veces en nuestras casas –al igual que en los restaurantes– los vegetales se pasan un poquito de su punto óptimo de frescura, así que al no poderlos servir en preparaciones que requieran su mejor expresión es necesario utilizarlos en otro tipo de recetas, como una crema, una sopa o una frittata, por ejemplo. Esta que presentamos es una de ellas. El zuchini es delicado, y si no se utiliza rápidamente se empieza a estropear. Antes que esto ocurra, y a cambio de desecharlos, podemos rallarlos y aprovecharlos en unos buñuelitos ricos y saludables.

hsasson28@hotmail.com / www.harrysasson.com

INGREDIENTES

1 zuchini amarillo

1 zuchini verde

1 cebolla blanca picada

4 cucharadas de harina

4 cucharadas de miga de pan

2 huevos batidos

2 cucharadas de hierbabuena picada

2 cucharadas de perejil picado

2 cucharadas de queso parmesano

Sal y pimienta

Aceite de oliva

Para el yogur

1 taza de yogur griego

1 cucharada de hierbabuena picada

Jugo de 1 limón

Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

Para el yogur, mezclar todos los ingredientes y reservar. Rallar los zuchini, escurrirlos un poco con las manos y reservar. Aparte, en una sartén dorar la cebolla, cuando esté transparente agregar a los zuchini, la harina, la miga, los huevos, la hierbabuena, el perejil y el queso. Sazonar con sal y pimienta y mezclar bien hasta incorporar. Calentar una sartén con bastante aceite de oliva y con ayuda de una cuchara ir poniendo la mezcla anterior, y dorarla a mediana temperatura. Deben quedar firmes y jugosos por dentro. Dejar reposar sobre papel de cocina y servir acompañando con el yogur.

Comparte en redes: