ENTRE COPAS Y ENTRE MESAS

Regalar oporto

De todos los vinos elaborados bajo el sol, el oporto excede con creces la lista de razones para dar o hacerse meritorio a un regalo único de este tipo.

Cortesía

A diferencia de los vinos secos y tranquilos, el oporto goza de longevidad insospechada y obra maravillas en nosotros. Tras abrirlo y tomarlo a sorbos, su vida útil puede extenderse durante meses o incluso años o décadas, haciéndonos revivir las mismas impresiones sensoriales que cuando extrajimos el tapón original. Como muchas grandes obras, nació por casualidad.

Las constantes guerras y escaramuzas entre Francia e Inglaterra obligaron a los negociantes londinenses a buscar proveedores de vinos comunes en Portugal y España. Tras su travesía por el canal de La Mancha, los primeros embarques provenientes de la región del Duoro, en el nororiente de Portugal, llegaban en estado defectuoso. Sin saber quién ni por qué, las compañías inglesas decidieron agregarles a estos vinos una fracción de alcohol vínico para asegurar un pasaje seguro y exitoso. Y lo lograron.

Así nació el oporto, solo que, con el tiempo, la adición alcohólica debía realizarse antes de terminada la fermentación, para que, además de alcohol, el vino exhibiera un residual de azúcar agradable y atractivo.

Con el correr del tiempo, los productores de oporto identificaron los cepajes más adecuados para la mezcla: Touriga Nacional, Tinta Roriz, Touriga Franca, Tinto Çao, Tinta Barroca, Tinta Amarela y Mourisco. Advierto: estas variedades no son las únicas. Algunos vinos de Oporto involucran hasta 52 variedades ancestrales diferentes.

Por tanto, los estilos son variados:

Ruby: vino de bajo precio y sin añada, pues se elabora mediante una mezcla de distintas cosechas. Su crianza en barricas de roble se extiende por tres años.

Ruby Reserva: su vino base es muy concentrado y se somete a una crianza de cinco años.

Ruby Bottled Vintage: parecido al Ruby, solo que proviene de una misma cosecha. Suele embotellarse sin filtrar. Fíjese en la advertencia “sin filtrar” o “unfiltered”.

Estilo Vintage: se produce en años excepcionales. Para su elaboración, se utilizan uvas de viñedos únicos. Posee un largo potencial de guarda, o sea, varios años o varias décadas.

Tawny o ámbar: es un vino ligero. Se mezcla, en ocasiones, con vino blanco para rebajar el color rubí.

Tawny Reserva: se somete a un envejecimiento de seis años, junto con un largo período de crianza oxidativa, es decir, en contacto directo con el aire.

Tawny con Indicación de edad: su valor marcha a la par con los años previstos de vida útil: 10, 20, 30 o 40 años. Son vinos sin añada.

En la mesa, el oporto acompaña un sinnúmero de preparaciones y productos gastronómicos. Muchos lo prefieren al final de las comidas, como edecán insuperable de quesos (principalmente azul), lo mismo que postres de chocolate. También es un perfecto aliado de los puros. Cuando el oporto tiene menos carga de dulzor, funciona maravillosamente con algunas carnes. Con almendra, atrapa.

En últimas, el oporto, como el champán, viste de gala cualquier ocasión. Y lo mejor es que, entre más viejos, más fascinantes.

896841

2019-12-21T21:00:00-05:00

article

2019-12-21T21:00:02-05:00

[email protected]

cromos

Hugo Sabogal

Gastronomía

Regalar oporto

14

3186

3200