Por: Para serle franco

Restaurante Vista Corona

Un paraíso para los amantes de la comida tradicional mexicana, con platos e ingredientes autóctonos que no se encuentran en ningún otro restaurante mexicano en Colombia. En un ambiente de relax y diversión con una vista muy verde hacia los cerros orientales y el parque.

Órale, pues empezamos con dos platillos del estado de Oaxaca, la quesadilla de flor de calabaza. ¡Deliciosas que son estas flores! Luego la tlayuda, una palabra padrísima, una tortilla de maíz grande como una pizza pero muy delgadita, rellena con opciones diferentes: una de arrachera, aguacate, frijolitos, col y queso, y la otra tradicional con frijol refrito, calamar coliflor frito aguacate y queso. El queso no haría falta, pero las tlayudas son buenísimas.

Los tacos suadero con nopales. De sobrebarriga en trocitos, con pico de gallo. Los nopales son rebanadas de hoja de cactus (sin espinas, pues de lo contrario ¡qué dolor!) cocinada o asada y luego aderezada o encurtida.

El tlacoyo de habas rellenos de queso fresco aguacate garbanzos y pesto de quelites. Los quelites es un término náhuatl y son yerbas silvestres tiernas. Los tlacoyos son tortillas gruesas de maíz de forma ovalada que se rellenan de lo que se quiera, y se sirven cubiertos con alguna salsa y nopales, queso y cilantro, muy comunes en los estados del centro del país.

El camote horneado con shitake con tortillas con nopales, acompañado con esquites (especie de maíz tostado), quinua tostada, yogur de coco y tortillas de maíz con nopales.

El aplauso poderoso se lo lleva la barbacoa de cordero horneado en hojas de fique, de cocción prolongada. Una carne de sabor inolvidable, realmente estelar.
Buena carta de cocteles, varios con el infaltable mezcalito, y un descubrimiento de la chingada, el Pop Corn Don Julio.

Para una próxima visita, a la fija con el tamal rojo, un nixtamalizado relleno de pollo, frijol, tomate y cremoso de cuajada; la sopa de birria con panceta y garbanzos tradicional del estado de Jalisco; y un postre, el chilacayote nixtamalizado en panela con praliné de pepita de calabaza.  La nixtamalización es el mismo proceso que se hace en nuestro departamento de Santander para hacer arepas, mediante el cual se hace la cocción del maíz con agua y cal viva. En el país de los cuates, para hacer todos los tamales.

Dirección: Parque de la 93, cra. 12 n.° 93-99, piso 11 del Edificio Salvio. Bogotá. Tel. 317 540 7348.
Calificación CLAP (Calidad, lugar, atención y precio): Muy bueno.

877533

2019-08-23T21:00:00-05:00

column

2019-08-23T21:00:01-05:00

paucasas_95_95

cromos

Restaurante Vista Corona

24

2594

2618

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Para serle franco

Barra de sushi, restaurante ERRE Cartagena

El restaurante Salvaje

El restaurante Tegui de Buenos Aires

El restaurante Mishiguene

Restaurante La Pinta