Receta del día

Sopa de salmón con papa y maíz

En los días fríos, ¿qué mejor que reconfortarse con una deliciosa sopa caliente? Sigue el paso a paso.

Sopa de salmón con papa y maíz
Foto: Archivo Cromos

Ingredientes:

(4 porciones)

- 4 tajadas de tocineta

- 2 cucharadas de aceite de oliva

- 1/2 taza de maíz tierno en grano

- 4 cucharadas de cebolla cabezona roja finamente picada

- 1/2 taza de apio cortado en cubos de 1 cm

- 1 taza de papa cortada en cubos de 1 cm

- 2 1/2 tazas de caldo de vegetales (preferiblemente hecho en casa)

- 2 tazas de leche

- 1 cucharadita de eneldo finamente picado

- 250 gr de salmón fresco cortado en cubos de 2 cm x 2 cm

- Sal y pimienta al gusto

 

Preparación:

1. En una sartén fría la tocineta hasta que esté crocante. Seque la tocineta con un papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Corte la tocineta en pedazos pequeños y resérvela. Saque dos cucharadas de la grasa que soltó la tocineta y deseche el resto.

2. En una olla ponga las dos cucharadas de la grasa de tocineta y el aceite de oliva. Caliente. Fría el apio, la cebolla y la papa por tres minutos. Agregue el maíz y el caldo. Cocine a fuego medio por 10 minutos o hasta que la papa esté tierna.

3. Condimente los cubos de salmón con sal y pimienta. Añada la leche y el eneldo. Cocine por otros 10 minutos más. Por último agregue la tocineta, sal y pimienta al gusto.

4. Sirva la sopa en cuatro platos hondos acompañados con pan caliente.

 

El maíz

Es un producto emblemático de nuestra cultura colombiana. Desde siglos antes de la llegada de los españoles, el maíz ha sido parte de la alimentación humana en casi la totalidad de los pisos térmicos de lo que hoy es nuestro país. Lo mismo puede decirse de las culturas más representativas del continente americano como los mayas, los aztecas y los incas quienes tuvieron al maíz como un producto de gran importancia para su desarrollo económico y alimenticio. Lo encontramos en platos típicos, especialmente en los bollos, las arepas y la tradicional chicha. Otros platos en que está presente este cereal es la mazamorra, el mute y el tamal. Con sus granos frescos podemos hacer ensaladas, cacerolas, guisos, sopas y mezclarlas con otros vegetales y saltearlos. Con la harina se hacen panes, arepas, tortas y la popular polenta. Con los granos secos de maíz se fabrican las famosas tortillas mexicanas. También se obtiene un aceite neutro ideal para fritar. Son un manjar cuando se asan las mazorcas sobre las brasas y se deja derretir sobre ellas un poco de mantequilla. El maíz es rico en vitamina B y contiene hierro, que evita la anemia.