Tabaquitos de phyllo rellenos de queso y palmitos

Recuerdo que mi abuela preparaba ella misma la pasta phyllo con una masa de agua y harina estirada que ponía a secar sobre sábanas, en todos los muebles de la casa.

/Diego Cuevas

Hay mil maneras de utilizar los palmitos, que tanto me gustan y tanto bien le han hecho a las economías campesinas del sur del país, al reemplazar los viejos cultivos ilícitos. Esta semana ensayamos la que les vengo a proponer, y realmente quedamos felices con el resultado. Se trata de unos tabaquitos de pasta phyllo rellenos de palmitos y quesos. Recuerdo que mi abuela preparaba ella misma la pasta phyllo con una masa de agua y harina estirada que ponía a secar sobre sábanas, en todos los muebles de la casa. Hoy es más fácil, pues esta rica pasta se puede conseguir en supermercados y tiendas gourmet. Turcos y sirios se pelean la creación de la phyllo, con la que se prepara uno de los platos más tradicionales de esa parte del Mediterráneo: la baklava, que consiste en finas capas de phyllo, alguna nuez como nogal, almendras o pistachos, y miel en el caso de Grecia, almíbar de agua de rosas como en Alepo o almíbar de azúcar como ordenan los turcos. Estos tabaquitos, que deben quedar del tamaño de un dedo índice, son ideales como pasabocas o entrada.

INGREDIENTES

1 taza de palmitos cocinados y procesados

1 y 1/2 tazas de queso mozzarella

1/4 de taza de queso parmesano

2 cucharadas de queso crema

Sal y pimienta negra molida

Para la masa

1 paquete de pasta phyllo

Mantequilla clarificada

 

PREPARACIÓN

Mezcle todos los ingredientes del relleno. Retire la pasta phyllo del paquete y corte en tres a lo ancho para que queden tiras de unos 20 por 30 centímetros. Utilice dos o tres hojas para cada rollito. Para armar, acomode una hoja en la mesada, píntela con mantequilla clarificada y ponga otra hoja encima. Ponga en uno de los extremos una cucharada y media de relleno y haga un doblez. Cierre los lados y enrolle. Cuando queden un par de centímetros sin enrollar, pinte el extremo con mantequilla clarificada y finalice. En este punto se pueden hornear de inmediato o reservar en el congelador. Lleve al horno a 325º F durante 20 minutos, hasta que la phyllo dore, y sirva.

[email protected] / www.harrysasson.com

Temas relacionados

 

últimas noticias

Qué es y cómo hacer musaca

Amasando paz

Partitura para el Júbilo