El drama de Danny Boyle

Como es usual en las películas de Danny Boyle (Slumdog millionaire) el drama es el protagonista. 127 horas, su nueva cinta genera ansiedad y emoción.
El drama de Danny Boyle

Si hace tres años sufrió, padeció y lloró con Jamal (protagonista de Quién quiere ser millonario) en esta ocasión experimentará algo similar con la historia del montañista  Aron Ralston's.

Con una cámara que realiza planos típicos del documental- recorridos de cámara al hombro, primeros planos inestables, movimientos bruscos- 127 horas logra inquietar al espectador.

La película retrata de cerca el padecimiento de un montañista que queda atrapado en el cañón de Blue Ray, en el estado de Utah (E.U). En su afán por recorrer cada rincón del lugar, Aron Ralston's cae a una gran grieta y una piedra atasca su mano derecha.

Los primeros intentos de supervivencia lo llevan a rebanar la roca con una navaja de mala calidad, a armar una polea con cuerdas que guarda en su morral, y a probar cualquier idea que le llega a la mente.

Su madre, su padre, su hermana y su novia aparecen en medio del desespero que le genera la situación. Sueños, recuerdos y remordimientos se mezclan con el hambre, la sed y la impotencia.

James Franco le da vida al protagonista de esta historia. Parece que le funciona al director estadounidense centrar toda la atención en el drama un personaje que parece tener todo en su contra pues 127 horas tiene  seis nominaciones a los Premios Oscar, y James Franco consigue un papel creíble.

Aunque la forma de narración de la película es un gran logro, no se alzará con el premio mayor, pero posiblemente consiga el trofeo en una de las categorías en las que compite su música, especialmente la canción de Dido & A.R Rahman, If i rise.

Premios conseguidos

Critics choice

Mejor canción, If I rise

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Cajas de sorpresas