Cinco películas para morirse de miedo en Halloween

En estos días le rendimos un homenaje al cine de terror. Si no vas a disfrazarte, estas recomendaciones te pueden ayudar a armar plan para la noche de Halloween. ¿Cuál es tu favorita?
Cinco películas para morirse de miedo en Halloween

Como todas las listas, esta también es arbitraria, pero con estas películas le prometemos, por lo menos, unos cuantos pelos de punta. Además, quisimos incluir distintos tipos de fenómenos: espíritus, brujas, demonios y sociópatas. Terror para todos los gustos.

 

La cosa

Muchas personas aseguran que no hay nada más miedoso que un payaso. Si usted es de los que no entienden esta afirmación es porque nunca vio La cosa, una película basada en un libro de Stephen King en la que un payaso terrorífico sale a cazar niños que tienen un mejor sabor entre más asustados estén. Muchos la vieron en su infancia, pasaron cientos de noches en vela y aún hoy no se atreven a ir a un circo. 

 

 

 

El resplandor

Es terror psicológico del bueno. No hay un momento culmen en el que se escape un grito  involuntario, sino una sensación permanente de angustia, desasosiego, impotencia y temor que va invadiendo cada milímetro del espectador y que queda por horas después de ver la película. Basada en el libro de Stephen King, es una obra maestra dirigida por Stanley Kubrick en la que Jack Nicholson, en una actuación deslumbrante, interpreta a un hombre que pierde la cabeza mientras cuida un misterioso y solitario hotel durante el invierno. 

 

 

Halloween, La masacre de Texas y Viernes 13

Reunimos estas tres películas porque, a pesar de sus diferencias, tienen algo en común: un tenebroso sociópata que se esconde detrás de una máscara. Cada una cuenta una historia diferente, pero las tres son muy efectivas a la hora de construir esos personajes silenciosos, perturbados y pausados, que no tienen afán en llegar a sus víctimas porque saben que eventualmente las alcanzarán, las sorprenderán y las harán pedacitos.    

 

 

El proyecto de la bruja de Blair

La película empieza con un anuncio: tres jóvenes cineastas desaparecieron y años más tarde su equipo de grabación fue encontrado y da testimonio de lo que les ocurrió. Parece un documental real y ese es su mayor logro: el espectador tiene la sensación de que todo lo que ocurre es cierto. Además, tiene un excelente manejo de cámaras que hace que el suspenso aumente paulatinamente y que se mantenga hasta el final.   

 

 

El exorcismo de Emily Rose

Está basada en una historia real y eso, en una película de terror, aumenta inmediatamente su capacidad para producir pánico. Una mujer muere y queda una duda: ¿su fallecimiento fue producto de la negligencia médica o de un exorcismo fallido? La película gira en torno al juicio en el que se culpa de homicidio al cura que intentó liberarla de los seis demonios que se suponía que la poseían. Aparte de sus tenebrosas escenas, pone sobre la mesa el interesante debate de la ciencia contra la religión. Después de verla, levantarse a las 3:00 de la mañana ya nunca será lo mismo.