A propósito de chicos malos, Bathwater de No doubt

Gwen Stefany nos recuerda que algunas mujeres pueden sentirse encantadas por los chicos malos.