Las reliquias de la Madre Laura

La nueva santa de los colombianos fue una mujer de devoción infinita que, a pesar de su enfermedad, nunca desfalleció en su entrega a Cristo. Desde el escritorio donde escribió el Jesús sediento hasta sus cuadros más preciados de santos de su devoción como San Juan Bosco, Pio XII y la virgen de Fátima, son elementos insignia de su fe y que reposan en la casa en que habitaba en Antioquia. La hermana Surama Ortíz compartió para los lectores de CROMOS varios de los elementos que hoy recuerdan a la venerada Madre Laura.  

Más Videos