«James es uno de los cinco mejores jugadores del mundial» El «Tino» Asprilla

El «Tino» juega su primer Mundial desde el micrófono y en la primera fase, como la selección de Pékerman, la sacó del estadio.
«James es uno de los cinco mejores jugadores del mundial» “El Tino” Asprilla

Llegó como la gran estrella al Mundial de Estados Unidos 94, llegó con dolores al de Francia 98 y ahí se cerró la Copa del Mundo para sus deseos de goleador. Nunca pudo marcar un gol en el máximo certamen: un disparo ante Rumania en Francia se le fue por centímetros y aún esa imagen le da vueltas en la cabeza. Pero volvió, como la selección Colombia, 16 años después. Ahora el temible Faustino Asprilla es comentarista de fútbol para Blu Radio. 

 

Tremendo Mundial este, ¿le parece?
Un Mundial lindo para los que nos gusta el fútbol porque los goles son amores y eso es lo que viene uno a ver en un Mundial. 

 

¿Le sorprendió que Colombia haya ganado los tres partidos y que pueda ser uno de los mejores equipos en la fase de grupos?

Bastante, porque los mundiales no son fáciles y el grupo era muy parejo. Y más cuando tienes una Selección en la que ninguno tiene experiencia de haber jugado un Mundial. Eso nos sorprendió a todos.

 

¿Cree que James puede estar entre los mejores del mundial al lado de Neymar, Messi, Robben, Müller?

Está entre los cinco mejores, sin ninguna duda. Ha demostrado una personalidad impresionante en estos partidos. Esperamos que siga jugando bien y llegue muy lejos con la Selección.

 

¿Cree que Pékerman ha planteado bien la estrategia o solo tiene un buen equipo?

Él conoce bien sus jugadores y a la hora de fallar o de equivocarse en algún planteamiento, tiene la capacidad para solucionarlo por el camino y lo está haciendo bien. Hay que valorarlo.

 

FBL-WC-2014-MATCH21-COL-CIV
AFP

 

Pékerman ha dirigido ocho partidos en mundiales con Argentina y Colombia y lleva ocho invictos, ¿es una estadística más o muestra que es un tipo para grandes cosas?

Tiene que tener algo más; no es fácil tener ese invicto. Con Argentina le faltó algo, un poquito más. Esperemos que con Colombia, con la experiencia que trae de dirigir a Argentina, pueda tener eso que le faltó.

 

¿Uruguay era mejor que Italia como rival?

Todos los partidos son difíciles. Igual la mentalidad de los jugadores es ganar. El problema es que Uruguay hizo un gran Mundial hace cuatro años. Esos jugadores tienen mucha experiencia, están más acostumbrados que los colombianos a jugar esta clase de partidos. Para los jugadores colombianos será su primera vez y los otros vienen de Suráfrica de haber pasado a semifinales.

 

¿Qué opinión tiene del mordisco de Suárez, usted que sufrió fuertes marcas y que le hicieron muchas cosas en el campo de juego?

Me parece muy extraño el comportamiento de este jugador. Yo soy de los que piensa que los grandes jugadores no son normales, tienen algo de locos, son diferentes a los demás. Pero morder a los rivales se sale de todo, no se le pasa por la cabeza a nadie. Digamos que la primera mordida pudo ser por rabia, por impotencia, pero ya una segunda, una tercera, es un vicio que tiene. Habrá que estudiarlo para saber por qué reacciona así. Nunca había visto algo así en el fútbol.

 

¿Hasta dónde llega Colombia?

Esperemos que supere lo que hizo la Selección de Maturana en Italia. 

 

FBL-WC-2014-MATCH21-COL-CIV
AFP

 

¿Le sorprendió el funcionamiento de Yepes?

Es un jugador muy importante, de mucha experiencia, es el líder del equipo, el capitán. No me sorprende para nada que esté en ese nivel porque él se preparó tanto física como mentalmente para tener un rendimiento óptimo en el Mundial.

 

¿Y qué dice de Quinterito? No jugó durante una temporada en el Porto y se dudaba que estuviera siquiera entre los 30. Y termina entre los 23, marcando un gol, siendo figura.

Sí, ese muchacho es el futuro de nuestra Selección, el futuro y el presente. Espero que le siga yendo bien, que cada día aprenda más, que siga jugando con esa confianza que se tiene porque es impresionante su juventud y lo verraquito que es para jugar al fútbol.

 

Usted fue uno de los mejores delanteros del fútbol colombiano en toda su historia. ¿Qué puede decir de nuestros delanteros?

Tenemos muy buenos delanteros. En este momento está jugando Teófilo y ahí está Bacca esperando su oportunidad; está Jackson; está Adrián Ramos, en cualquier momento el técnico irá a utilizar a estos jugadores para darles confianza para lo que se viene.

 

¿Ibarbo se parece a usted?

No. 

 

¿No?

(Risas.) De pronto en la forma de correr, zanco largo, pero no más.

 

DSC05557
Foto: Cortesía

 

¿Qué es lo que más le ha gustado de este Mundial?

Todo. Los delanteros están en un nivel muy alto; los equipos salieron a buscar triunfo, no especularon y eso es bueno. 

 

¿La pasa bien hablando de fútbol?

Sí, yo creo que cuando uno jugó fútbol, cuando la mitad de tu vida la pasaste en los estadios, no hay nada mejor que poder hablar, conversar y expresar lo que uno es, lo que uno piensa.

 

Usted es vehemente en sus ideas, pelea con los periodistas, se apasiona un poco, ¿no?

Creo en lo que veo y en lo que conozco, por eso soy apasionado y hablo con criterio. Puede que esté equivocado porque en el fútbol la verdad no la tiene nadie, pero me gusta opinar y debatir. Uno no siempre puede tener la verdad ni la razón.

 

Usted es un tipo de muy buen humor (le escuché decir que nunca había aguantado tanta hambre en su vida), ¿cómo se ha tomado todas esas cosas que pasan en un cubrimiento?

Esto no es como la gente cree, que todo es lindo. Yo siempre le he sacado el chiste a la vida, y ahora que me toca ir a cubrir esos partidos de varias horas y que uno no tiene tiempo ni de almorzar, pues yo digo que parece un desafío, que estamos en playa baja. 

 

Esta es la primera vez que viene a un Mundial sin jugar.

Sí, ya me habían invitado al Mundial del 2006 y tuve invitación al del 2010, pero no quise, no quería tener esa responsabilidad porque no me sentía capacitado. Yo me conozco, sé que me gusta estar en mis cosas, dormir hasta tarde, un día me levanto y me dan ganas de hacer muchas cosas, al otro día no me dan ganas de hacer nada. Esta vez tomé la decisión y estoy muy contento y pasando muy bueno en un ambiente que no es el mío, pero estoy feliz.

 

¿Qué le ha llamado la atención de esta experiencia? 

Aparte de cargar maletas por todos los estadios del Mundial... (Risas.) Me llama la atención ver en lo mismo a muchos exfutbolistas y excompañeros míos que alguna vez enfrenté. Es agradable.

 

JAPÓN VS. COLOMBIA
EFE
 

¿Se ha puesto nervioso cuando le dan cambio?

Sí, porque muchas veces no me sale lo que estoy pensando en el momento. Se me olvida lo que voy a decir... (Risas) Pero yo creo que con los días voy aprendiendo a manejar esa situación. Eso se aprende solamente aquí, equivocándose.

 

Usted estuvo hace unos años ahí abajo en la gramilla, escuchando el himno y ahora está en la tribuna. ¿No se le devuelve la película, no le da algo de nostalgia?

Uno se eriza viendo a la Selección, los colores que uno defendió. Se le vienen a uno todos los recuerdos de los mundiales qué vivió, el casete se le devuelve a uno y empieza a pensar «¿por qué no lo hice mejor por tanta gente que esperaba tanto, por qué no di más, tal vez podría haber corrido más, podría haber hecho otras cosas...». Pero el tiempo no perdona a nadie y ya pasó, ya mi tiempo en el fútbol pasó, y ahora les toca a ellos. No estar ahí es difícil de asimilar.

 

¿Cuánto daría usted por ser Teófilo Gutiérrez hoy?

No, no daría nada por estar en el lugar de ninguno de ellos, daría mucho por regresar el tiempo y poder volver al Mundial del 94 y que empezara desde cero, con los mismos protagonistas de esa época y seguramente esta vez no fallaría. Estoy convencido. Me hubiera gustado jugar ese Mundial con la experiencia que tengo ahora, seguro hubiera manejado mejor las cosas y las situaciones. Creo que todos hubiéramos dado todo, más alegrías, pero ya pasó. Eso fue lo que vivimos, eso fue lo que nos tocó a nosotros, eso fue lo que pudimos dar.

 

Y la famosa pelea con «Bolillo» en el 98… ¿Cómo se perdonaron?

Yo me acuerdo de que los ingleses tenían mucho pavor de enfrentarse conmigo en ese mundial, lo escribían en la prensa de Inglaterra y lo manifestaban todo el tiempo. Para ellos fue una alegría cuando yo salí del Mundial y viendo lo que hizo Suárez hoy, quién sabe si yo le hubiera podido dar en esa época la alegría a la Selección de ganar y hacer los goles que se necesitaban para clasificar. Eso nunca lo vamos a saber. Tuve la mala suerte de salir por un error, por una pelea boba, por un mal comentario que se hizo sobre mí, pero yo vivo muy agradecido con la gente y sobre todo con «Bolillo», porque fue el que me dio la posibilidad de jugar en la selección Colombia y por eso eternamente viviré agradecido con él. 

 

Usted fue goleador de grandes equipos pero no hizo un gol en un Mundial, ¿es su gran deuda?

Claro, es una deuda enorme, porque en el Mundial del 94 lo intenté y llegué como una gran promesa del fútbol pero no se me dio, no sé por qué, no pude. Es una deuda que me va a pesar el resto de mi vida. Incluso, hace poco jugamos un partido por la paz en Manizales con el «Pibe» Valderrama, Freddy Rincón, Harold Lozano y el «Tren» Valencia. Entonces yo les dije a ellos que nos tomáramos una foto, los cinco mejores del fútbol colombiano. Y después Harold Lozano dijo que se tomaran una foto él, el «Pibe», el «Tren» y Freddy Rincón, los únicos que han marcado en los mundiales... (Risas.) Todo el mundo se reía y yo me tuve que sentar por allá y amarrarme los guayos y hacerme el pendejo. Me dejó callado, no tuve qué responderle y me quedó sonando.

 

Una anécdota de este Mundial en su trabajo como analista de fútbol. 

Cuando llegamos al estadio para cubrir el primer partido de la selección Colombia y veo esa marea de gente con la camisa amarilla de Colombia, me tocó disfrazarme de árabe para poder llegar (con una pashmina de una periodista de Blu). Tenía que caminar casi un kilómetro y medio, yo iba con maletas y tenía a cincuenta mil colombianos que iban en la misma dirección para el estadio. Si no me disfrazo, hubiera sido imposible llegar.

 

BRASIL FÚTBOL MUNDIAL 2014
EFE

 

¿Y cómo estuvo la entrevista con Maradona?

Fue muy buena. Para mí fue un honor estar al lado de uno de los más grandes del fútbol mundial y que me haya escogido para hablar con él en ese programa tan visto.