Claudia López anuncia 'pico y género' en Bogotá: días pares salen las mujeres e impares los hombres

hace 3 horas

Alimentación infantil: ¿debemos prohibir los dulces o aprender a disfrutarlos?

Entrevista a Jessica de la Peña, periodista y mamá de Luna, una niña de dos años a la que le enseña a comer saludable en tiempos de sobreoferta de productos ultraprocesados.

El Dane indica que el 10% de las personas que consumen bebidas azucaradas son menores entre 4 y 8 años.Foto: Pixabay.

Usted es madre de familia, consciente de la importancia de la alimentación saludable. Sin embargo, ¿siente que en ocasiones pierde la pelea contra los dulces o aprender a comer es más fácil de lo que parece?

Depende de los hábitos alimenticios que se les inculquen a los hijos, aunque es muy cierto que, una vez prueban el dulce, les va a gustar más que la comida saludable. No siempre se pierde el pulso, se puede jugar con ambas opciones. Los padres y las madres podemos enseñarles a comer saludable, sin anular por completo el dulce. ¿Por qué lo digo? En una fiesta van a consumirlo, por eso podemos darles a probar como premio por lograr algo, incluso decirles que es rico, pero no todo el tiempo (También le puede interesar ¿El azúcar es tan mala como dicen o su satanización es excesiva?).

¿Sataniza productos o cómo le explica a su hija la importancia de consumir frutas en vez de dulces?

No satanizo los dulces ni ningún otro alimento. Los niños hoy vienen con otro chip, son muy hábiles. Mi hija Luna tiene dos años y cuatro meses, suelo explicarle que los dulces son para ocasiones especiales. Por ejemplo, el fin de semana tiene derecho a comer gomitas, procuro comprarles sabor a frutas o las de ositos que tienen vitamina C. La idea es que entienda que el dulce es para una ocasión especial, que es un premio y solo se come en determinados días.

¿Qué consejos les daría a las madres y a los padres que quieran inculcar el consumo de frutas y verduras?

Mi consejo es que la consuman desde muy pequeños, cuando están pequeños es mucho más fácil que prueben y digan “sí”. Ya cuando van creciendo, sobre todo a la edad de los dos años, están en la capacidad de clasificar. Las manzanas pueden funcionar muy bien para los niños.

¿La alimentación es una tarea familiar o debe involucrar al Estado?

La alimentación es una tarea de todos, empezando por la familia. Si un niño ve que en su casa se alimentan mal, va a replicar patrones en el jardín o colegio. Si en su colegio le dan comida que no es tan saludable, ellos se irán por ese camino. El Estado debe liderar campañas para fomentar una alimentación balanceada. Es muy difícil para los padres de familia tener una alimentación en la casa y “batallar” afuera para que ellos no consuman productos saludables.

Como líder de la campaña Dulces por manzanas, ¿por qué es necesario incluir las frutas en la dieta diaria?

Su ingesta nos proporciona agua, vitaminas, minerales, fibra y otros compuestos que son vitales para el organismo. Hay frutas muy deliciosas como la manzana, la manzana red delicious es muy dulce y puede funcionar como un snack o postre para los niños.

¿Es posible tener hábitos saludables sin ser neurótico ni paranoico?

Claro que se puede tener hábitos saludables sin ser neuróticos, hoy hay tantas alternativas para comer sin hacerse daño que uno no pasa trabajo ni hambre, ni la necesidad de extrañar, incluso hay opciones de dulces saludables.

A la hora de hacer mercado para la casa, ¿qué productos privilegia y cuáles evita?

Privilegio las frutas y verduras. En mi casa no compramos dulce. Si lo incluyes en el mercado lo vuelves cotidiano, mi hija se acostumbraría a que en la casa siempre haya confites, iría en oposición a lo que le he enseñado: el dulce es un regalo o premio para el fin de semana.

¿Considera que actualmente hay mayor conciencia a la hora de consumir alimentos o cree que estamos lejos de incluir dietas sanas a nuestra cocina?

Las cifras de obesidad infantil son alarmantes, las enfermedades producidas por el sobrepeso desde temprana edad son un peligro para la persona, la familia y un gasto para el bolsillo de todos. Los padres saben que es mejor empezar desde temprano, no solo cuando sean adolescentes o tengan más responsabilidades.

Para las personas que apenas están empezando a priorizar la nutrición infantil ¿qué recomendación les daría para que no fallen en el intento?

Definitivamente que no se rindan. Hay estudios aconsejan darle a probar a un niño alimento hasta diez veces, para que finalmente lo consuma. A mi hija Luna le he dado a probar un alimento hasta cinco y seis veces y, ¡oh! Sorpresa, a la sexta vez le ha gustado. Es cuestión de tener paciencia, jamás renunciar a la tarea.

¿Los productos que se ofrecen al público deberían tener etiquetado?

Sería una ayuda tener la información a la mano. No creo que debería restringirse la publicidad de productos ultra procesados. Esto no se trata de restringir o de prohibir, los niños tienen un chip totalmente diferente, van diez pasos más avanzados, son muy inteligentes y entienden cuando uno les dice “esto puede ser muy rico, pero no es saludable”. Entonces, el punto está en la educación, la clave está en concientizar a los niños para que sean responsables desde muy pequeños de su alimentación.

 

 

901181

2020-01-23T11:23:40-05:00

article

2020-02-18T10:23:22-05:00

ctorres_250930

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

Alimentación infantil: ¿debemos prohibir los dulces o aprender a disfrutarlos?

81

5785

5866