CONTENIDO DESARROLLADO EN ALIANZA CON ALPINA

Alimentos adecuados para los bebés

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Una preocupación recurrente de los papás es cómo iniciar la alimentación complementaria de sus hijos. La leche materna es la mejor fuente de nutrientes para los niños, pero eventualmente se deben incluir otros productos, ¿cómo hacerlo de una manera responsable y natural?.

Según la Organización Mundial de la Salud, los bebés deberían alimentarse solo con leche materna hasta los seis meses. A partir de ese momento, el ideal es complementar la lactancia con otros productos, para que los niños adquieran los nutrientes que necesitan a esta edad y para que conozcan nuevas texturas y sabores, cuando su curiosidad los lleva a probar todo.

Los tres grupos más importantes en la alimentación complementaria son las frutas, las verduras y los cereales. A la hora de incluirlos en la dieta, se recomienda hacerlo paulatinamente: un producto nuevo cada día, para detectar si genera alergias.

Al avanzar en este proceso es posible recurrir a productos en tiendas o supermercados, pero hay que revisar sus etiquetas. “No deben tener azúcar adicionado, sus ingredientes deben ser naturales, y deben tener un sabor agradable y nuevas texturas para esta etapa de descubrimiento”, explica Paola Yanquen, gerente de nutrición de Alpina.

En este contexto, Alpina lanza su nueva línea Alpina Baby Gü, con ingredientes naturales, sin azúcar adicionado y sin conservantes. Productos que apoyan la alimentación complementaria de los bebés, que ingresan al mundo de las frutas, los cereales y los lácteos. “En esta línea tenemos tres productos que nos hacen muy orgullosos: la compota de frutas, la mezcla de cereales y frutas, y el yogurt, desarrollado con un manejo especial de sus cultivos lácticos y probióticos”, añade Yanquen.

Comparte en redes: