Ashley Graham revela la realidad del posparto en Instagram

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

La modelo ha mostrado que tener un bebé es un proceso tan fascinante como complejo que no suele presentarse con honestidad en los medios.

"Levanta la mano si no sabías que también cambiarías tus propios pañales”, escribió Graham debajo de la foto que compartió en Instagram. En ella, la modelo aparece con unos calzones desechables, la barriga aún abultada, la piel pálida y un gesto de cansancio en la mirada. “Después de todos estos años en la moda –continua el texto–, nunca podría haber adivinado que la ropa interior desechable sería mi prenda favorita, ¡pero aquí estamos! Nadie habla de la recuperación y la curación (ni de las partes complejas) por las que pasan las nuevas mamás. ¡Quería mostrar que no todo son arcoiris y mariposas! Ha sido difícil, pero mi amiga Chelsea @cmrh y directora ejecutiva de @fridamom está haciendo olas e iniciando conversaciones honestas. Son increíbles los obstáculos que aún enfrentamos al hablar sobre lo que realmente pasan las mujeres. Todas las cosas que ella me envió han sido un salvavidas".

Graham se convirtió en mamá el 18 de enero. Tuvo un parto natural y en casa. El proceso duró solo seis horas y al ver al pequeño Isaac para ella fue inevitable contener el llanto. Días después del nacimiento, presentó al bebé en una foto en la que lo estaba amamantando. Una vez más, la modelo compartió una imagen que comunica cosas importantes para las mujeres: la lactancia debería promoverse, mostrarse, no esconderse.  

Pudo haber salido con el bebé en brazos. Pudo limitarse a compartir una foto de su manita, como lo hizo poco después de su nacimiento. Pero a ella siempre le interesa ir un poco más allá y combatir los estigmas con los que la sociedad ha limitado a las mujeres.

Por eso decidió mostrar su cuerpo durante el posparto, con la bolsa llena de ropa interior desechable sobre el lavamanos, la axila sin afeitar y el cansancio en el aire. Está 100% al natural y habla de la manera en que afronta este momento de su vida, tan fascinante como difícil. También habla de la importancia de tener apoyo, de contar con amigas con quienes tener conversaciones honestas sobre esta etapa de la que no suele contarse toda la verdad.

Ver que la maternidad no es un cuento de hadas como lo ha vendido la publicidad les puede ayudar a otras mujeres, que están pasando por lo mismo, a no sentirse bichos raros después de tener un hijo. Nos han dado la idea de que la maternidad es solo belleza, cuando en realidad es un proceso tan transformador que no todo es fácil ni bonito.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

bebésAshley GrahamPosparto
Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.