Así son los polémicos buzones para bebés abandonados

Las mamás con hijos no deseados pueden recurrir a ellos en diferentes países, pero aún no hay estudios que analicen si la medida es beneficiosa.

Pixabay

La mamá de Monica Kelsey la abandonó después de nacer. La bebé había sido producto de una violación y era el recordatorio de una experiencia traumática y dolorosa.

Haber arrancado su vida de esa manera la marcó para siempre y por eso decidió fundar Save Haven Baby Boxes, una organización sin ánimo de lucro que fabrica y dona buzones a hospitales y estaciones de policía y de bomberos para que las mamás puedan dejar a sus bebés no deseados. En diciembre se instaló el séptimo buzón en Indiana.

El lema de la organización es “Sin pena, sin culpa, sin nombres”, y su propósito es evitar los infanticidios, a los que llegan algunas mujeres desesperadas y solas que fueron víctimas de violación o que quedaron embarazadas, “no creen en el aborto” y no están preparadas para ser mamás.

La idea es evitar que los bebés mueran, o que sean maltratados física y emocionalmente al ser abandonados en una caneca o en un andén.

¿Cómo funcionan los buzones?

Las cajas en las que se introducen a los niños son como incubadoras, que tienen reguladores de temperatura y sensores. Cuando un bebé es puesto adentro, se dispara una alarma silenciosa que permite que el niño sea recogido en menos de cinco minutos.  

“En nuestras investigaciones encontramos –explica la página web de la fundación Save Haven Baby Boxes– que algunas mujeres necesitan total anonimato y dejan a sus recién nacidos en las puertas de las estaciones de policía y de los hospitales para evitar la interacción cara a cara. Hay historias de bebés que dejan en cajas de cartón en las entradas de los hospitales y cuando los encuentran ya han muerto de hipotermia”.    

Solo tres estados han aprobado su instalación. Hay voces, como la del gobernador de Michigan Rick Snyder, que consideran que "No es apropiado permitir que los padres puedan renunciar a un bebé simplemente depositándolo en un lugar antes que entregarlo a un oficial de policía, bombero o a un empleado de un hospital", comentó.

En el mundo

La medida que se extiende por Estados Unidos, empezó a implementarse hace unos años en países como Corea del Sur, Polonia, Rusia, Alemania, Suiza, Pakistán y Malasia.  No obstante, todavía no hay estadísticas sobre, por ejemplo, el impacto que tiene en el número de bebés encontrados muertos a la intemperie.

No hay registros. No hay cifras claras. Y en cierta medida es entendible: si una mamá decide matar a su hijo lo más probable es que nadie se entere.

Pero hay algunos datos que sí se conocen. Según el Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas, 131 bebés han sido entregados desde que comenzaron a registrar los casos en 2004.

En Corea del Sur, la caja que instaló el sacerdote Lee Jong-Rak en su parroquia les ha salvado la vida a 1.526 niños abandonados desde 2009. “Las mamás por lo general dejan cartas con historias que parten el corazón. Por lo general están en circunstancias desesperadas, sin un lugar a dónde llegar ni nadie con quien contar”.

840993

2019-02-21T11:54:06-05:00

article

2019-02-21T11:58:47-05:00

nroldan_250929

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

Así son los polémicos buzones para bebés abandonados

55

3211

3266