Beneficios de la leche materna en los recién nacidos

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Estudio revela que la selenoproteína P, es un componente de la leche materna y favorece el desarrollo neurológico de los recién nacidos.

Prevención de enfermedades e infecciones como resfriados, gastroenteritis, diabetes, diarrea, obesidad, alergias, caries o candidiasis; incremento del coeficiente intelectual, aporte de los nutrientes necesarios para su nutrición adecuada y contribución a su desarrollo general, son solo algunos de los beneficios que aporta la leche materna para el bebé.

No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los especialistas aconsejan que hasta los 6 meses sea su alimento exclusivo por su aporte en carbohidratos, proteínas y grasa, y que hasta los 2 años se comparta con los alimentos complementarios.

Pero ahora, un estudio elaborado por la Universidad de Huelva (España), en conjunto con el Hospital de Riotinto, ha establecido la presencia de una nueva sustancia, denominada selenoproteína P, que participa en la producción hormonal, en el sistema inmunitario y en el envío de selenio al cerebro del recién nacido, favoreciendo su desarrollo neurológico.

Te puede interesar leer: Cómo hacer que tus hijos duerman toda la noche

Gracias al estudio, publicado por la revista Food Chemistry, se ha estructurado un novedoso método de análisis con el que se cuantifican los niveles de los diversos compuestos que absorbe el pequeño durante el amamantamiento, evidenciándose la existencia de la selenoproteína P, que cuando falta o es insuficiente en el embarazo se relaciona, entre otras dificultades, con aborto espontáneo, parto prematuro y diabetes gestacional, y en otras circunstancias, con Parkinson, Alzheimer y otros trastornos neurológicos.

Dicha sustancia también se encarga de conducir el selenio por vía plasmática desde el hígado hacia otros tejidos del organismo, y el saber que se encuentra en la leche materna, representa la oportunidad de hacer más investigaciones relacionadas con la influencia de la lactancia en el desarrollo neurológico de los recién nacidos.

También permite abrir nuevas líneas de estudios con el objeto de lograr leches de continuación optimizadas y diversos alimentos enriquecidos con selenio, que, además, es considerado como un mineral primordial para el organismo humano, hasta el punto de asociarse su ausencia con enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, cáncer, infertilidad y disminución de las funciones inmunes y tiroideas.

Te puede interesar leer: Se disparan ventas en Italia de suplemento alimenticio para bebés

Por medio del nuevo sistema, desarrollado por especialistas del grupo Análisis Medioambiental y Bioanálisis, se consiguieron todos los componentes con mayor rapidez y eficacia, asegurándose como un procedimiento efectivo al examinar y estudiar la leche materna.

El equipo investigador, encabezado por las científicas Tamara García Barrera y Ana Arias Borrego, estableció la existencia de glutatión peroxidasa, un antioxidante celular, que constituye la mayor presencia de selenio en la leche materna con el 37%. La selenoproteína P representa el 31% y la selenocistamina el 18%, mientras que otros derivados del selenio equivalen al 14%.

Este estudio se suma a otros tantos que han demostrado las innumerables bondades de la leche materna, posicionándose como el mejor alimento para el bienestar y la buena salud de los bebés, puesto que los provee de todas las vitaminas, minerales, enzimas y anticuerpos que requieren para crecer sanamente y lograr un desarrollo integral óptimo.

Por actuar como protectora ante enfermedades, infecciones y alergias, además de regular el metabolismo de los bebés, un estudio publicado hace algunos años por la revista británica The Lancet, estimó que la lactancia materna podría evitar 800 mil muertes de infantes y más de 20 mil muertes por cáncer de mama. De allí la necesidad, si estás embarazada, de proponerte alimentar a tu recién nacido con leche materna y mantenerla, como mínimo, hasta sus dos años de vida.

Comparte en redes: