Cinco productos recomendados por mamás 'cancheras' para primerizas

Uno no se imaginaría que un 'sacamocos' podría ser tan importante pero, aparentemente, es tan necesario como la cuna.

Getty

Cuando se acerca la llegada del bebé uno empieza a hacer listas, basadas en el sentido común y en lo que ha oído. La cuna, el cochecito, los teteros, los veinte bodies, los pañales, los pañitos húmedos… Pero cuando habla con mujeres que ya han pasado por esta experiencia, surgen ideas que nunca se le han cruzado a uno por la cabeza y que pueden ser claves, tanto para dar tranquilidad en ese proceso de entender a un desconocido miniatura, como para facilitar la vida. Son tan importantes que, en una de esas conversaciones, una amiga me dijo: “Siento que mi misión en la vida es que las mamás conozcan el sacamocos”.

Claro, dentro de las recomendaciones que uno recibe, la mujeres incluyen productos que para algunos serán lujos innecesarios y la idea no es seguirle la corriente a la sociedad de consumo. Pero, según el perfil de la mamá primeriza, sí hay productos que vale la pena incluir en la lista. Dejamos algunos de los que se repiten en las conversaciones una y otra vez.

 

1. El aspirador nasal o ‘sacamocos’

Cuando uno oye de la existencia de este producto, tiene todo el sentido incluirlo en la lista: claro, de que otra forma vas a sonar al chiquito si se enferma. Pero entonces las mujeres, rápidas en la conversación y ansiosas de ofrecer su sabiduría, le abren a uno los ojos: “No es solo para cuando se enferma. Silvana no se ha enfermado nunca pero un día se me ahogó por los mocos y casi me muero de la angustia”. Este objeto viene en todo tipo de presentaciones, pero son dos las recomendadas: el eléctrico, que funciona con pilas o cargador, y el que viene con un tubito que los papás ubican en su boca para aspirar los mocos. La última opción produce cierta repulsión en un principio, pero las mamás aclaran presurosas: “Tiene un filtro que no deja que toques nada y uno es tan feliz de ver que salen, que ya ni da asco”. (Te puede interesar: El embarazo: la aventura empieza en la segunda semana)

 

2. El coche que a la vez es silla para el carro

Este producto, por su puesto, lo recomendamos para las personas acostumbradas a movilizarse en carro. Para las demás, las mamás sugieren coches más ligeros y fáciles de empujar por los andenes fracturados de las ciudades colombianas. Aquellos que tienen que pensar en comprar coche y silla para el carro, este es un gran invento, porque todo cuesta, y cuesta un montón. Así que el dos en uno es una opción muy práctica: con presionar un par de botones, se desprende la silla del coche y se ubica en el carro. Además, dura: da la posibilidad de ubicar a un bebé recién nacido y luego permite ajustarla a medida que crece. Aparte de eso, ‘desencarta’: los papás la llevan a todas partes y les da la posibilidad de dejar ahí al bebé, cómodo y abrigado, mientras que ellos conversan en la reunión.

 

3. Cuna colecho (o side by side)

Este es uno de esos productos que cabe dentro de la lista de cosas innecesarias, pero las mamás lo elogian tanto, que vale la pena tenerlo en cuenta. El bebé humano nace en un estado de inmadurez y vulnerabilidad más acentuado que el resto de los primates. Se podría decir que no sale completamente listo del horno, al menos no con la suficiente autonomía para sobrevivir solo, así que necesita del abrazo y la compañía de sus padres para continuar su desarrollo; casi como los canguros, que protegen a sus crías en esa bolsa que sirve de incubadora. Por esta razón, en algunas culturas se recomienda el colecho (dormir con el bebé), ya que le aporta muchos beneficios: favorece la lactancia materna y facilita la alimentación nocturna, disminuye la frecuencia del llanto del niño (que se duerme más fácilmente), potencia los vínculos afectivos con los padres, diminuye el riesgo de muerte súbita y, según algunas teorías, favorece la autoestima y el desarrollo neuronal del bebé, entre otras cosas. Pero dormir con el chiquito en la cama puede impedir que los papás descansen con tranquilidad, por esta razón, suena bien esta cunita, a la cual se le quita una de sus paredes para pegarla a la cama de los padres, de tal forma que sirva como una extensión y todos puedan dormir cómodos. Se evita el miedo de aplastar a esa personita. (Lee también: 6 síntomas curiosos del embarazo de los que nadie me contó)

 

4. Babycook

Este aparato está pensado para las mamás que no son muy dadas a la cocina o que trabajan y se la pasan a las carreras de lunes a viernes. Es otro lujo, claro, pero vale la pena tenerlo si no contamos con suficiente tiempo para cocinarle cosas nutritivas al bebé una vez empieza a comer alimentos sólidos. Es facilísimo de usar. Se pican frutas, verduras y hasta proteínas, como carne o pollo, y se ponen en un recipiente  (la mezcla depende de nosotros, se puede hacer una compota de manzana o una papilla de vegetales). Luego, ese jarrito se ubica en la máquina, se tapa y después se oprime un botón. En 15 minutos (mientras que nos bañamos, tendemos la cama o nos arreglamos) la comida se cocina y, una vez lista, se pasa a un recipiente con cuchillas que la tritura en segundos. ¿No se oye maravilloso?

 

5. Columpio mecedor

Tenemos en la cabeza la imagen de las mamás que arrullan a los niños para que se duerman. Los mecen en sus brazos hasta que los chiquitos caen profundos. A veces es rápido; otras, no tanto. Entonces, los músculos empiezan a cansarse y a doler. Especialmente a medida que pasan los días y el bebé crece. Y es que no es una práctica que solo toque realizar en las noches, cuando nacen, los niños se la pasan de siesta en siesta. A veces están muertos del sueño, pero no logran distraerse de lo que ocurre a su alrededor para dormirse, así que los papas pueden pasar largos minutos y hasta horas arrullando. Por eso inventaron este columpio: si desde que nace se acostumbra al bebé a dormir aquí durante el día, los músculos no duelen, los papás se cansan menos y los bebés se duermen rápida y profundamente.

 

797144

2018-06-28T14:39:05-05:00

article

2018-06-28T16:10:08-05:00

nroldan_250929

cromos

Natalia Roldán Rueda

Maternidad y Bienestar

Cinco productos recomendados por mamás 'cancheras' para primerizas

67

8421

8488