Paro nacional: históricas marchas en Colombia y el mundo

hace 2 horas

¿Cómo se debe almacenar la leche materna?

Si se congela, puede durar hasta tres meses, según la Liga de la leche internacional. Sin embargo, el Ministerio de Salud de Colombia tiene otras sugerencias.

Cómo almacenar leche materna
Pixabay

Vivimos en otros tiempos. Las mamás, ahora, deben salir a trabajar y dejar a sus hijos de cuatro meses en casa. Esto, en ocasiones, hace que las mujeres terminen la lactancia, ya que por lo general resulta imposible ir y volver de la oficina para poder alimentar a los bebés.

Sin embargo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los niños deberían alimentarse solo con leche materna hasta los seis meses, ya que no hay otro alimento tan beneficioso para ellos.  En esta medida, la entrada al trabajo, a pesar de ser un obstáculo, no debería significar la terminación definitiva de la lactancia. Así como las mujeres tienen mayores responsabilidades en el mundo laboral, también pueden acceder a información y a herramientas que les permitirán darles lo mejor a sus bebés.

Los extractores

El instrumento clave para una mamá trabajadora es el extractor, que puede ser manual o eléctrico y que permite que las mujeres se saquen leche en la oficina (donde, por ley, deben tener acceso a una sala de lactancia).

El uso del extractor requiere de confianza y de paciencia, ya que las primeras veces que se utiliza no alcanza a sacar ni una onza de leche. El secreto para producir más consiste en extraerse varias veces en el día: los pechos aumentarán la producción en la medida en que se les pida. Y no se trata de pasar dos horas pegadas a la máquina, con 15 o 20 minutos es suficiente. Los resultados se irán viendo con el paso de los días (un buen truco es extraerse mientras el bebé come, ya que el reflejo de eyección de un lado se replica en el otro y así es posible llenar más onzas del tetero).

Guardar la leche

La extracción debe hacerse después de lavarse las manos y la leche se puede almacenar en bolsas de plástico nuevas (fabricadas especialmente con ese fin) o en envases de vidrio, que son más amigables con el medio ambiente. Es ideal no llenarlos hasta el tope, se debe dejar un espacio que permita que el líquido se expanda durante la congelación.

En cuanto al tamaño de los recipientes, se recomienda que no sean demasiado grandes, para que el niño no vaya a desperdiciar. Por lo general, mientras uno aclara cuánto está tomando un bebé, se sugiere guardar máximo tres onzas. Hay que saber, además, que la leche que ya estuvo en contacto con la boca del bebé debe botarse en la siguiente hora. Es decir, si deja parte del tetero, no se le podrá dar en la siguiente toma.

Es posible mezclar las extracciones que se hicieron durante un mismo día, pero es importante que estén a la misma temperatura. Por lo tanto, después de una segunda extracción, deje la leche en la nevera y, una vez se enfríe, mézclela con la primera.

La conservación de la leche

Quien está leyendo este texto posiblemente ya sabía todo lo anterior y está a la expectativa de conocer la manera adecuada de conservar la leche, así aquí vamos: no hay una única manera de hacerlo, porque todo depende del lugar en donde vivamos y de la nevera que tengamos. Una mamá en Cartagena tendrá que prestar mayor atención a la leche que una en Bogotá; sin embargo, hay unos parámetros que han dado los expertos y que pueden ser útiles.

Hay que mencionar, además, que a la hora de buscar en Internet la información por lo general no concuerda. Algunas páginas dirán que la leche dura solo 15 días congelada, otras hablarán de tres meses. Aquí les compartiremos lo que sugiere el Ministerio de Salud de Colombia y la Liga de la leche internacional.

Pautas de conservación del Ministerio de Salud

Congelada: 15 días

Refrigerada: 24 horas

Temperatura ambiente: 4 horas

Hay que aclarar que estos son los parámetros que se siguen en los hospitales del país, que deben ser extremadamente cuidadosos, no solo por ser entidades de salud, sino porque de esa leche muchas veces depende la supervivencia de, por ejemplo, bebés prematuros en las unidades de cuidados intensivos neonatales. Es decir, el ministerio debe ser especialmente exigente con el manejo de esa leche.

Además, hay que agregar que, a medida que los niños crecen, la leche va evolucionando para adaptarse a sus necesidades. Es decir, si esperamos meses en darle una bolsa guardada a un niño, puede que ya no esté en el punto ideal para ese bebé que ya habrá crecido y necesitará más nutrientes. No obstante, muchos asesores de lactancia tienen una máxima: siempre va a hacer mejor darles leche materna, así no sea la que se ajusta exactamente a su edad, que recurrir a la fórmula.

Pautas de conservación Liga de la leche internacional

Congelada (en una nevera que se divide en refrigerador y congelador): entre 3 y 4 meses

Congelada en congelador dentro de la nevera: 2 semanas

Congelador horizontal (-19°): 6 meses

Refrigerada entre 0° y 4°: de 5 a 8 días

Temperatura ambiente: de 4 a 8 horas

Importante: la leche siempre se debe guardar en la parte más profunda del congelador y, especialmente, del refrigerador. En la puerta, por ejemplo, se dañará más pronto.

842489

2019-02-28T17:03:19-05:00

article

2019-02-28T17:07:31-05:00

nroldan_250929

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

¿Cómo se debe almacenar la leche materna?

43

5377

5420