Ejercicios ideales para embarazadas

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Contrario a lo que se cree, el ejercicio durante esta etapa es un modo de mantenerse saludable y en forma.

Mantenerse activos y hacer ejercicio durante el embarazo es beneficioso tanto para la madre como para el bebé. El parto es cuestión de fuerza, y las mujeres que practican algún tipo de actividad física durante el embarazo, sobre todo si trabajan bien los abdominales, tienen una mayor probabilidad de vivir un parto más sano y más seguro. Se trata de acondicionar los músculos del abdomen para tener un parto adecuado.

Para comenzar, la rutina se debe practicar mínimo tres veces a la semana y no más de una hora diaria. Se empieza con cinco minutos de estiramiento, continúa con media hora de calentamiento (ejercicios cardiovasculares) y finaliza con 20 minutos de fortalecimiento.
El ejercicio cardiovascular y aeróbico, como natación, spinning, elíptica, aeróbicos o rumba de bajo impacto está permitido, es lo que garantiza que la mujer no aumente de peso. Por el contrario, están contraindicados los deportes con riesgo de pérdida de equilibrio o de traumatismo abdominal como equitación, ciclismo y fútbol.
 
La rutina

La rutina de fortalecimiento es un circuito con tres estaciones. Cada circuito se repite cuatro veces, y cada estación tiene de 15 a 20 repeticiones.

1. Resistencia en escalera. Perfecto para la activación de glúteos y gemelos, ya que genera un alto gasto calórico.

2. Levantamiento de glúteo mayor y cuádriceps. Fortalece la zona abdominal y reafirma los glúteos.  

La actividad física durante la etapa de gestación tiene múltiples ventajas*
- Aumento moderado de peso.
- Reducción del riesgo cardiovascular.
- Aumento de la fuerza muscular en el abdomen, lo cual garantiza un parto más seguro.
- Reducción del riesgo ginecobstétrico, es decir, menores complicaciones durante el embarazo y el parto.
- Ayuda a evitar la diabetes gestacional.
- Reduce riesgo de amenaza de aborto o de parto prematuro.
- Permite que el embarazo sea de bajo riesgo.
 
Consejos

- La actividad física evitará dolores de espalda y edemas de extremidades, muy comunes durante el embarazo. Es importante realizarla bajo supervisión médica.
- Se recomienda hacer ejercicio de intensidad baja, que tenga poco trote, sin impacto, choques o saltos.
- 60 minutos al día al día y 3 veces por semana es la sugerencia a las mujeres en embarazo que comienzan a practicar ejercicio.
- A partir de la semana 33 se debe realizar ejercicio de muy baja intensidad y corta duración.
 
*José Fernando Arango – Médico especialista en Medicina deportiva.

 

Temas Relacionados

EmbarazoDeporteparto
Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.