El embarazo: en la semana 11 una línea negra atravesará tu panza

El bebé, oficialmente, pasará de ser un embrión a ser un feto. Cada día será más parecido a una persona.

Getty

Un día te levantas y ves la sombra de una línea en la barriga. Piensas que posiblemente sean los pantalones de la pijama que te quedaron marcados. A la mañana siguiente, esa raya vertical aparece más oscura y, luego, un poco más. Es tan extraña que te preocupas y empiezas a investigar si es normal. Y lo es. Va desde la pelvis hasta el ombligo y, en ocasiones, asciende casi hasta los senos. Es más frecuente en mujeres de piel morena y es producida por las hormonas, que estimulan la producción de melanina (responsable, también, de que los pezones se oscurezcan). Usualmente desaparece unos meses después del parto, cuando las hormonas regresan a su estado natural. Así que no hay por qué preocuparse. Los médicos recomiendan usar protector solar en abundancia si vas a exponer tu panza al sol, ya que, de lo contrario, la línea tardará más tiempo en irse.

Si en este momento las náuseas no ha desaparecido por completo, aguanta unos días más: la mayoría de las mujeres reporta que el malestar se va del todo al terminar esta semana. Si continúa, puede existir la posibilidad de que sufras de ‘hiperémesis gravídica’, una condición que afecta al 1% de las mamás y que hace que el rebote te acompañe durante todo el embarazo. Si sospechas que puedes tener esta enfermedad, consulta con tu médico, ya que puede ser necesario que recibas nutrientes y fluidos vía intravenosa. ¡No te trates tú misma!

Por estos días empieza, para muchas mujeres, la mejor etapa del embarazo: el segundo trimestre. Esto se debe a que el malestar se va y el bebé en la panza es más evidente, pero aún no está demasiado grande, así que la barriga aún no incomoda y todavía no hay dolores incómodos en la espalda o en la pelvis.

Además, la placenta ya produce gran parte de las hormonas que necesita el bebé y eso le da un descanso a tu cuerpo, que suele permitir que tengas más energía y menos cambios de humor. 

 

El bebé

Los deditos de las manos y los pies se han independizado del resto de la mano y el bebé empieza a usarlos para explorar su cara y su boquita. Es uno de sus primeros procesos de coordinación. Esta semana, se desarrollan las uñas y los folículos del pelo, y, si es una niña, también sus ovarios.

En este momento, en el que está del tamaño de una col de Bruselas y en el que las partes más importantes de su cuerpo están listas, la tarea del feto es, básicamente, crecer, tanto y tan fuerte como pueda. ¡Así que aprovecha que aún es cómodo de llevar de un lado para otro!

 

Te puede interesar:

El embarazo: en la séptima semana sentirás el corazón del bebé

El embarazo: en la octava semana querrás comerte el mundo

El embarazo: en la novena semana pasearás en una montaña rusa emocional

El embarazo: en la décima semana la barriga empieza a crecer

 

Fuentes

Sir John Dewhurst. Dewhurst's Textbook of Obstetrics and Gynaecology.

"Blood volume changes in normal pregnancy". Clinics in Haemotology.

"First trimester of pregnancy." Mayo Clinic.

"Fetal Growth Chart". Baby Your Baby. Utah Department of Health.