El embarazo: en la semana 13 empieza lo mejor y aumenta el deseo sexual

Después de decirle adiós al malestar de los primeros meses, vienen días de calma en los que empezarás a estar más a gusto dentro de tu cuerpo.

Getty

Oficialmente termina el primer trimestre y te acercas a la luz al final del túnel. La mayoría de las mujeres asegura que esos tres meses de mareos matutinos y fatiga son los más difíciles, así que ahora te sentirás en fiesta. Posiblemente las hormonas estarán más tranquilas, los cambios de humor repentinos disminuirán y te sentirás mejor dentro de tu cuerpo: el pelo brillará más y permanecerá limpio por más tiempo, la piel estará más lozana, las uñas crecerán fuertes y rápidamente.

Otro punto a favor de esta semana de celebración es que aumentará tu deseo sexual. Que te sientas más cómoda y más bonita puede impulsar a que las cosas se vuelvan a calentar en el cuarto. El sexo es totalmente seguro para ti y para el bebé, siempre y cuando tu ginecólogo te advierta lo contrario por una condición como la placenta previa, que consiste en que la placenta crece en la parte más baja de la matriz y cubre toda la abertura hacia el cuello; en este caso, se requiere descanso pélvico.

Las relaciones sexuales serán seguras (salvo en algunas excepciones) hasta que rompas fuente, así que puedes estar tranquila durante unos cuantos meses más. También es importante que tengas en cuenta que existe la posibilidad de que tu apetito sexual se mantenga dormido a lo largo del embarazo; en medio de tantos cambios, expectativas y planes, tal vez sea en lo último en lo que se te ocurra pensar, y eso también es normal. No te presiones ni permitas que tu pareja lo haga. Es posible que este sea el momento más intenso e incierto de tu vida y debes tener, ante todo, paz.

En el segundo trimestre, también podrían aumentar los antojos y las aversiones a ciertos alimentos. Así mismo, sentirás los senos más sensibles e inflamados, y continuará el estreñimiento.

Adicionalmente, es posible que aumente el flujo vaginal, específicamente el que se ve más lechoso. No te preocupes, ayudará a proteger el canal de nacimiento de infecciones. Si llegas a sentir que el flujo llega con incomodidad o un olor muy fuerte, no obstante, vale la pena consultar al médico. Como no hay manera de evitarlo, la única opción es recurrir a protectores diarios. No vayas comprar tampones, ya que podrían introducir bacterias a tu cuerpo.

 

El bebé

El tamaño de su cuerpo empieza a equilibrarse con el de su cabeza. Su piel aún es transparente, sus huesos están en construcción y sus cuerdas vocales se están desarrollando. Pequeños pelos crecen sobre todo su cuerpo para proteger la sustancia que cubre su piel y que se encarga de que el bebé se mantenga húmedo. Esos pelitos se caerán unas semanas antes del parto, pero es común que se queden durante un tiempo después del nacimiento. En este momento, el feto mide tres pulgadas, más o menos el tamaño de un jalapeño.

 

Te puede interesar

El embarazo: en la novena semana pasearás en una montaña rusa emocional

El embarazo: en la décima semana la barriga empieza a crecer

El embarazo: en la semana 11 una línea negra atravesará tu panza

El embarazo: en la semana 12 puedes saber si el bebé tiene alguna anomalía

 

Fuentes

Sir John Dewhurst. Dewhurst's Textbook of Obstetrics and Gynaecology.

W Back. "Sex during pregnancy". March of Dimes.

Mayo Clinic Staff. "First trimester pregnancy: what to expect". Mayo Clinic.

Mayo Clinic Staff. "Sex during pregnancy: What's OK, what's not".

"Fetal Growth Chart." BabyYourBaby. Utah Department of Health.