El padre que ‘amamantó’ a su hija

La madre de la niña tuvo complicaciones durante el parto, así que una enfermera le propuso a él alimentar a la bebé.

Facebook / Maxamillian Kendall Neubauer

“Debido a complicaciones durante la cesárea de mi esposa, una enfermera increíble me hizo una oferta épica: ¡tuve la fortuna de que me pusieran un pezón falso para ser el primero en amamantar a la bebé!”, escribió el estadounidense Maxamillian Neubauer en Facebook. La publicación se viralizó y hasta hoy ya ha sumado 44.000 “Me gusta” (cuando todos sus posts solían tener entre 5 y 20).

El parto de April Neubauer fue difícil: tuvo preclampsia (un aumento en la presión arterial) y una convulsión provocó una cesárea de emergencia. Luego de que el bebé naciera, otra convulsión obligó a los médicos a llevarse a la madre para tratarla.

La niña, entonces, quedo en las manos de la enfermera, que salió a presentársela al padre. En la sala de recién nacidos, Max se sentó y por instinto se quitó la camisa para tenerla piel con piel y así lograr que la experiencia para la bebé fuera lo más cercana a la de tener allí a su madre.

"Entonces la enfermera me preguntó si tal vez me gustaría ponerme un pezón y hacer un amamantamiento –le dijo Max a la BBC–. Como soy un gran bromista y tengo la capacidad de probar casi cualquier cosa al menos una vez, dije: 'Seguro, por qué no'".

La enfermera Cybil Martin-Dennehy unió un protector de pezones de plástico con un tubo que estaba conectado a una jeringa llena de fórmula en el pecho de Maxamillian. Esta técnica es conocida como ‘sistema de enfermería suplementario’ y le permite al papá estar mucho más cerca del bebé, crear vínculos y compartir sensaciones que suelen estar reservadas para la mamá.  

El diario La Nación explicó que los padres optan por usar el dispositivo para aumentar la lactancia, inducir la lactancia, incentivar el desarrollo de bebés con necesidades especiales, alimentar bebés prematuros, ayudar a las madres con bajo suministro de leche y enseñar a los bebés que les resulta difícil agarrarse al pecho.

La enfermera le contó a The Insider que ya le había hecho la propuesta a otros padres, pero que ninguno había aceptado. "La gente siempre piensa que la lactancia es algo que solo las mujeres pueden hacer, pero lo que las personas no se dan cuenta es que el apoyo de sus parejas juega un papel tremendo en un viaje exitoso de amamantamiento. También creo que a veces los papás no están seguros de cuál es su rol al principio, pero al abrir una conversación pueden jugar un papel importante con la piel y ayudar con la lactancia y pueden experimentar un vínculo increíble con su bebé" (le puede interesar: La lactancia también es tarea de los papás)

Max espera que su foto sirva para abrir la mente de muchos padres y para incentivar vínculos más cercanos entre ellos y sus hijos. Romper esta barrera es tan emocionantes y estimulante para el bebé como para el papá, que tiene la oportunidad de sentir algo completamente distinto y conmovedor.