Publicidad
Redacción Cromos / 23 Jan 2022 - 5:00 p. m.

El vitíligo: la enfermedad de las manchas blancas en la piel

Esta enfermedad dermatológica, en la que se despigmenta progresivamente la piel, suele aparecer antes de los 40 años.
El vitíligo: la enfermedad de las manchas blancas en la piel
Foto: Pexels
El vitíligo: la enfermedad de las manchas blancas en la piel
El vitíligo: la enfermedad de las manchas blancas en la piel
Foto: Pexels

El vitíligo se caracteriza por la aparición de manchas blancas de pequeña o gran extensión en diferentes partes del cuerpo.

Estas manchas se producen como consecuencia de la destrucción de melanocitos, células epiteliales responsables de otorgar color a la piel.

Ahora bien, sabemos que esta enfermedad suele desarrollarse antes de cumplir los 40 años, sin importar la raza o el género, pero no sabemos cuáles son sus causas.

Sin embargo, se sospecha que puede tratarse de una enfermedad autoinmune causada por algún tipo de alteración genética. Además, la comunidad médica ha hablado de la existencia de un componente hereditario, pues los antecedentes de ambos padres se relacionan con una mayor probabilidad de adquirirla.

Se estima que afecta el 2% de la población, y para su diagnóstico se usa una lámpara de luz ultravioleta.

Los síntomas principales

El principal síntoma, y más visible, son las manchas blancas en la piel. Estas son comunes en las áreas expuestas al sol. A menudo, las personas con esta patología tienen canas de forma prematura. Algunos pacientes pueden presentar traumas e incluso depresión.

Adicionalmente, otro aspecto que se ha identificado es que el vitíligo es más frecuente en zonas del cuerpo que están habitualmente expuestas al sol: brazos, manos, pies, rostro y labios. También se han hallado en áreas como el ombligo, las axilas, los genitales, los ojos y la ingle.

Los tratamientos suelen estar acompañados de una dieta rica en frutas y vegetales, pues contienen vitamina C, que funciona como un potente antioxidante y fotoprotector.

Según Sanitas, el más efectivo consiste en la activación de los melanocitos que aún funcionan a través de la fotoquimioterapia, mejor conocida como Puva, en la que se combina el uso de psoralenos con la exposición a rayos UVA dos horas des - pués de haberlos tomado.

Para lograr resultados palpables (una repigmentación de hasta el 50 % de la piel) es necesario que se realicen entre 2 y 3 sesiones por semana durante seis meses o más.

A este tratamiento se suele añadir otro de fotoprotección por vía oral, para evitar quemaduras y prevenir la aparición de un posible melanoma por la exposición continua a la radiación ultravioleta.

Otra opción de tratamiento, sobre todo para personas con un vitíligo profundamente extendido y en el que el uso de Puva no ha tenido mayores efectos, es la despigmentación de la piel a través de cremas blanqueadoras, con el fin de unificarla. No obstante, hay que decir que se trata de un pro - ceso irreversible y con efectos secundarios, como resequedad de la piel, picor, enrojecimiento y dermatitis.

¿Qué precauciones deben tomar quienes sufren de vitíligo?

Vale la pena tener algunas precauciones cuando se vive con vitíligo. La pérdida de melanina deja esa zona desprotegida frente a los daños de la radiación ultravioleta.

Por esta razón, es muy importante que las personas redoblen esfuerzos para proteger su piel de los rayos del sol mediante bloqueadores de índice elevado y ropa adecuada.

Vale la pena aclarar que el uso de estas cremas debe prolongarse durante todo el año, sin importar el clima. En este sentido, se debe tener especial cuidado en el mar y zonas de alta montaña.

Síguenos en Google Noticias