Revista Cromos

¿Es perturbador besar a los hijos en la boca?

Para unos es un gesto condenable y grosero, para otros un acto de amor equiparable a un abrazo o a unas palabras bonitas. Consultamos a psicólogas y a madres de familia para alimentar la discusión.

Pixabay

Mónica Diago, profesora universitaria:

“No suelo hacerlo porque no quiero pasarle mis gérmenes, pero a veces le doy un pico sutil. Es un gesto tierno y esporádico. Si es por teorizar el tema, respondo que el beso en la boca está destinado a otro tipo de amor, que no es el amor de mamá. Es mejor respetar esa línea”.

María Andrea Morales, comunicadora:

“Lo veo como algo normal. Mi hijo en muchas ocasiones busca que el dé un beso en la boca y, la verdad, no se lo niego. Como madre, mientras más tabú le ponga al tema, creo que va a ser peor. Llegará el momento en que no quiera hacerlo y se lo voy a respetar. Los niños tienen sus etapas y hay que dejar que las vivan, así como cuando deciden dejar los pañales”.

Natalia Izquierdo, psicóloga especialista en familia:

“Es un tema interesante que está limitado por los sesgos culturales. Los besos en la boca de padres a hijos y viceversa no son recomendados por razones biológicas, relacionadas con intercambios bacteriales. No veo inconveniente si una familia tiene como ritual el saludo con beso en la boca. Sin embargo, debo anotar que en familias reconfiguradas, cuando llega un padrastro o una madrastra, estas expresiones no deben practicarse. Es necesario fijar límites en cuanto al cuidado de la corporalidad. El afecto familiar no debe considerar zonas íntimas”.

Martín Franco, periodista:

“Preferimos no darlos, pero tampoco ponemos una barrera frente al tema. No lo hago, a pesar de que siempre estoy dándole besos y abrazos a mi hijo, pero mi esposa eventualmente sí, aunque todo el tiempo tratamos de explicarle que los besos en la boca son para otro tipo de amor, diferente al filial. En cualquier caso, un piquito inocente en los labios, de vez en cuando, no tiene mayor misterio”.

Carolina Barreto, sicóloga clínica:

“Los labios son una parte del cuerpo que se reservan para contactos íntimos. Los niños necesitan tener una experiencia coherente con ese constructo social y aprender cuales son los contactos son cercanos y seguros. Se debe enseñar el derecho a elegir con quien sienten confianza para compartir una parte especifica de su cuerpo. Es una manera de fijar límites para su desarrollo de emocional y social”.

862145

2019-05-22T18:09:25-05:00

article

2019-05-22T18:28:38-05:00

ctorres_250930

cromos

Carolina Sierralta

Maternidad y Bienestar

¿Es perturbador besar a los hijos en la boca?

46

2628

2674

Temas relacionados