Guía para montarse en un avión con un bebé

Los niños se aburren rápido. Además, son demandantes: hay que alzarlos, vigilar lo que se meten a la boca, cambiarles el pañal… Cuando a todo esto se le suma un vuelo, del que no hay escapatoria, vale la pena ir bien preparado.

Guía para montarse en un avión con un bebé
Ilustración: Getty.

Desinfecte todo

Al abordar, saque los pañitos húmedos y limpie los asientos, la bandejita, los ventiladores...  Los aviones son nidos de bacterias y no querrá tener a su hijo enfermo al segundo día del paseo.

Lleve detallitos para sus compañeros de puesto

Si el bebé llora sin parar  o si llega un cambio de pañal oloroso, ellos serán más comprensivos después de recibir unas galleticas o unos chocolates.

Invite familiares

Los abuelos y los tíos estarán felices de pasar tiempo con el bebé y les darán placenteros momentos de descanso.  

Lleve una bolsa de trucos

Aunque siempre haya alejado a su hijo de las tabletas, es lo primero que tiene que empacar. Lleve libros, sonajeros, títeres y muñequitos plásticos que pueda morder hasta quitarles las orejas.  

Considere el portabebés

Será la manera más cómoda de llevar al niño en el aeropuerto, con el check in, las maletas y los desplazamientos. Si el bebé se duerme de esa manera, matará dos pájaros de un solo tiro.

Prepárese para todo

Lleve pañales de más, pañitos húmedos, mudas, cobijas, juguetes, comida… Y no olvide averiguar qué puede llevar en la cabina, muchos aeropuertos restringen los líquidos.

869730

2019-07-07T15:03:18-05:00

article

2019-07-07T15:03:18-05:00

[email protected]

cromos

Natalia Roldán Rueda

Maternidad y Bienestar

Guía para montarse en un avión con un bebé

45

1446

1491