Embarazo y consumo de marihuana: más riesgo de hijos autistas

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

El cannabis está de moda, algunos países ya han legalizado su uso medicinal o recreativo y otros debaten intensamente dichas opciones. También se ha hablado e investigado mucho sobre sus efectos terapéuticos y los beneficios que proporciona contra dolores, inflamaciones, alzhéimer, párkinson, esclerosis múltiple, trastornos del sueño y del apetito, entre otras afecciones y enfermedades.

Pero también se ha discutido respecto a sus secuelas negativas, como la afectación que causa en la memoria y la concentración (especialmente si se consume en la niñez y adolescencia) o durante el embarazo. Incluso, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha advertido sobre sus posibles efectos negativos durante la gestación o se está amamantando.

Un estudio, recientemente realizado por la Universidad de Ottawa, y publicado en la revista Nature, concluyó que las mujeres que consumen marihuana durante el embarazo tienen 1.5 veces más posibilidades de concebir un hijo con autismo. También se indicó que mientras el 1.4% de los niños con autismo son de madres que no ingirieron marihuana, el 2.2% de quienes padecen el trastorno si son hijos de mujeres que consumieron esta sustancia.

Te puede interesar leer: Tareas en el hogar: ideas para que tu hijo adquiera responsabilidades

Para dicho hallazgo, los investigadores tuvieron en cuenta información de todos los 500.000 nacimientos ocurridos en la provincia de Ontario, centro este de Canadá, entre 2007 y 2012, datos que sustentan uno de los estudios más grandes sobre el tema. De este universo de población se escogieron a 2.200 mujeres que confirmaron haber consumido solamente marihuana, sin mezclarla con otras sustancias psicoactivas como alcohol, tabaco u opiáceos.

Aunque no se tuvieron en cuenta cantidad y tipo de marihuana usada ni frecuencia y momentos de la gestación en los que se ingirió, y no devela una causa y efecto, sí se determina que hay relación entre el uso de cannabis y el Trastorno del Espectro Autista (TEA), como se conoce la enfermedad.

El estudio se suma a algunos más que han revelado diferentes riesgos que corren los hijos de mamás consumidoras de cannabis, como bajo peso al nacer, hiperactividad, dificultades de atención, concentración y toma de decisiones, parto prematuro y muerte fetal, entre otros.

La preocupación radica en que por la legalización del cannabis para uso recreativo y como opción medicinal para diversos trastornos, afecciones, enfermedades y otras dificultades, su aceptación y consumo en sociedades de todo el mundo han crecido en grandes proporciones. Las gestantes no son ajenas a ello y utilizan la marihuana como tratamiento para combatir las náuseas y vómitos, dormir mejor, manejar el estrés o controlar dolores.

Te puede interesar leer: La limpieza de la nariz de tu hijo… ¿cuándo? y ¿cómo?

Ante tal situación, basándose en lo que se conoce hasta el momento y en espera de nuevos estudios e investigaciones sobre los efectos del cannabis durante el embarazo y en la etapa de lactancia, instituciones prestigiosas como la FDA, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, y la Academia Americana de Pediatría, entre otras, recomiendan a las embarazadas abstenerse de consumir marihuana y los diversos productos derivados de cannabis. La razón, el incremento en las posibilidades de efectos adversos maternos y neonatales.

Comparte en redes: