Los bebés no deberían dormir en la silla del carro

Se ha descubierto que un significativo número de muertes infantiles ocurre cuando estos asientos reemplazan una cuna, un moisés o una cama.

Los bebés no deberían dormir en la silla del carro, por fuera de él
Al no estar amarrado, el bebé puede girarse y quedar en una posición que no le permita respirar.Getty.

El diseño de estas sillas es cada vez más cómodo y fácil de transportar, así que es muy común que los padres no solo las usen dentro del carro, sino que dejen allí a los bebés cuando están en el apartamento, en una salida al parque o en una visita a la casa de los abuelos. Es casi como tener una cunita portátil, que resulta ideal para las siestas de los niños, especialmente cuando hay que salir.

Aunque es una práctica muy común y aparentemente segura, la Academia Americana de Pediatría ha recomendado que los padres la eviten. Un estudio publicado en The Journal of Pediatrics encontró que un significativo número de muertes infantiles ocurre en estas sillas cuando se sacan del carro y se utilizan para que el bebé duerma. También se comprobó que esto generalmente ocurre cuando el niño está a cargo de un cuidador, no de sus padres.

Los investigadores analizaron 11.779 muertes infantiles relacionadas con el sueño a lo largo de una década y encontraron que 348 (3%) ocurrieron en sillas, y la mayoría de estas se dieron en asientos para el carro que no se estaban utilizando para su propósito original (63%). Las demás defunciones se dieron en columpios (35%) y coches (2%).

Los pediatras detrás de este estudio descubrieron que, cuando las muertes ocurren en columpios, los bebés suelen estar bajo el cuidado de sus padres. En cambio, cuando los fallecimientos se dan en las sillas del carro, los niños suelen estar con cuidadores (se refieren tanto a niñeras como a guarderías).     

En esta medida, es importante que no solo los papás sean conscientes del riesgo que corren los bebés, sino que todo el círculo de apoyo de una familia sepa que no es seguro poner a dormir a los niños en la silla del carro. Hay que informar a la niñera, a los abuelos, a los tíos…

¿Por qué es peligroso?

Es importante aclarar que, según el informe publicado en The Journal of Pediatrics, la silla del carro no es insegura en sí misma. Cuando se utiliza de la manera en que lo indican los fabricantes, el riesgo de un accidente es mínimo. El problema es que, por fuera del carro, por lo general los padres son menos precavidos y no amarran al bebé con las correas que, dentro del vehículo, aseguran con tanto cuidado.

Al no estar amarrado, el bebé puede girarse y quedar en una posición que no le permita respirar. También se conocen casos de asfixia con esas correas sueltas que, en teoría, deberían protegerlo, pero, al estar desamarradas, son un arma en lugar de un escudo.

En los últimos años, se han conocido muchos casos de muertes en estos artefactos. Uno de los que más sonó en medios fue el de Ali Dodd, norteamericana que perdió a su bebé de 11 semanas ya que en la guardería lo ubicaron en la silla del carro durante la siesta.

Tras su pérdida, Dodd se ha obsesionado con informar a otros padres sobre los riesgos que corren los niños, de tal forma que su historia no se repita. “Dormir en sillas inclinadas es peligroso para los bebés –ha dicho a los medios–. Entre más hablemos acerca de esto, los padres serán más conscientes de lo que les puede pasar a sus hijos. Los bebés siempre deben ubicarse de espaldas y en una superficie recta, idealmente en su cuna, a la hora de dormir”. Sus palabras son importantes, porque los papás suelen restar importancia a las indicaciones de los fabricantes o a las recomendaciones que los expertos hacen en los medios de comunicación. 

862259

2019-05-23T13:15:37-05:00

article

2019-05-23T15:18:33-05:00

nroldan_250929

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

Los bebés no deberían dormir en la silla del carro

52

3880

3932

Temas relacionados