Los beneficios de la danza del vientre para la salud femenina

Practícala y fortalece además, más seguridad con tu cuerpo, tu ser, tu mente y tu estado de ánimo.

Foto: Juan José Horta

La danza del vientre es un baile para todas las edades que aporta muchos beneficios para la salud de la mujer. Además de ser un ejercicio alegre y desenfadado, libera energía, ejercita el suelo pélvico, tonifica los músculos, mejora la capacidad cardiovascular, así como la conciencia corporal y la postura.

Así lo confirma Belén Gómez, ginecóloga del Hospital Infanta Leonor de Madrid: "Disfrutar de cada paso, de cada movimiento, de la música y de la imagen que nos devuelve el espejo, junto con las endorfinas que se liberan con el ejercicio, crea una situación de bienestar en la mujer".

Además, "La danza oriental es también un método eficaz para ejercitar el suelo pélvico gracias a la tonificación que produce sobre la musculatura de nuestro abdomen y pelvis. La movilización de los tejidos que implican estos movimientos de pelvis y cadera, mejoran la vascularización de los mismos y, por tanto, la nutrición y el desarrollo y la conservación de un tejido", agrega la Dra. Gómez.

La danza del vientre es apta para todas las edades, ya que puede practicarse a intensidad leve o moderada. Mejora la conciencia corporal y la postura, beneficios que se prolongan a lo largo del tiempo y que pueden adaptarse a la vida diaria. Además, mejora la capacidad cardiovascular, la circulación y el retorno venoso.

Los movimientos de esta danza son suaves y controlados, sin impacto y sin riesgo. Gracias a que éstos que son ejercidos sobre la pelvis y a la mejora postural, la danza oriental ayuda a la relajación uterina y, por tanto, puede tener beneficios en el dolor menstrual y el dolor pélvico crónico.

Gómez anima a todas las mujeres a practicar esta bonita danza con un claro mensaje: "Disfrutemos de nuestra imagen, de las mujeres bonitas que somos, de nuestras curvas y del movimiento que sacamos de ellas. Explotemos nuestra sensualidad y sonriamos al espejo, porque esta mujer que nos mira a los ojos, es bella por dentro y por fuera".