¿Por qué la licencia de maternidad debería durar al menos seis meses?

Sería lo mejor para nuestros niños y para la salud pública, pero hay mucho por debatir antes de que el país llegue a esta decisión.  

Licencia de maternidad debería durar 6 meses
Pixabay

Los seres humanos somos animales. Mamíferos, exactamente: “Grupo de los vertebrados que se desarrolla casi siempre dentro del seno materno, y cuyas crías son alimentadas por las hembras con la leche de sus mamas”, según la Real Academia de la Lengua. Tenemos glándulas mamarias para asegurar la supervivencia y la salud de nuestros hijos. Sin embargo, cuando ellos tienen apenas cuatro meses de vida, los dejamos para volver a la oficina.

Por lo general, a esa edad, los bebés todavía no se sostienen sentados, ni se dan la vuelta. Lo único que han aprendido a hacer con maestría es succionar. Y es lo que más les gusta: no solo porque de esa manera alivian el hambre y la sed, sino porque el pecho materno es reconfortante, da paz en medio de un mundo que ellos hasta ahora empiezan a entender.

Durante los primeros meses, ellos dependen tanto de la compañía de su madre como de la leche que les dan. Si uno dejara a un niño solo en un cuarto durante semanas, con alimentos, pero sin una interacción social (sin alguien que lo arrulle y lo abrace y lo calme) es muy posible que no se desarrolle o que crezca con problemas que lo acompañarán de por vida.

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, los bebés deberían alimentarse con lactancia materna exclusiva hasta los seis meses. No solo es lo mejor para ellos, sino para la salud pública: esta leche podría evitar la muerte de 800.000 niños al año, de acuerdo con un análisis que reunió 28 estudios científicos sobre el tema y que fue publicado por The Lancet y corroborado por UNICEF.

Según esto, las mamás deberían estar junto a los niños durante sus primeros seis meses. Actualmente, las empresas han incluido salas de lactancia para que las mamás se extraigan la leche y puedan llevársela a sus bebés, pero este proceso no es fácil. La extracción requiere disciplina y tiempo, y las rutinas laborales muchas veces imposibilitan lograrlo, incluso cuando se tienen jefes comprensivos que apoyan a sus empleadas.

Este asunto, no obstante, tiene muchas aristas que igual deben tenerse en cuenta. Hay expertos que aseguran que prolongar la licencia de maternidad disminuiría las oportunidades laborales para las mujeres entre los 30 y los 40 años: si un hombre y una mujer aplican al mismo cargo, es muy posible que el empresario prefiera elegir al hombre para no perder las manos de ese empleado durante seis meses .

Aunque son las EPS y nos las empresas las que se hacen cargo del pago del salario de una mujer durante la licencia, el asunto de conseguir reemplazos y entrenar personal para que se haga cargo de las responsabilidades de esa nueva madre suele ser engorroso y demanda tiempo, que las compañías prefieren ahorrarse.

En esta medida, prolongar la licencia aumentaría las brechas de género y lo que se recomienda es aumentar los días que los padres pueden pasar en la casa cuidando de sus hijos. El ideal sería dividir la licencia por partes iguales entre madres y padres, seis meses para cada uno. Por supuesto, para llegar a algo como esto faltan décadas, principalmente porque aún no hay conciencia de que la lactancia materna no es un capricho sino un asunto de salud pública, ni de que la crianza adecuada formará las sociedades del futuro.

843488

2019-03-06T12:16:52-05:00

article

2019-03-06T12:21:46-05:00

nroldan_250929

cromos

Natalia Roldán Rueda

Maternidad y Bienestar

¿Por qué la licencia de maternidad debería durar al menos seis meses?

72

3369

3441