¿Qué hacer con la flacidez de los pechos después del embarazo?

Muchas mujeres se acomplejan al verse en el espejo luego de varios meses de amamantar a sus bebés.

Flacidez de los pechos después del embarazo
Pixabay

Cada cuerpo es diferente. Hay mujeres que, después del parto, se recuperan rápidamente y no les queda ni un solo rastro de ese bebé que pasó por su panza. A otras, en cambio, les cuesta recuperar el cuerpo que tuvieron: la barriga se demora años en desparecer (si es que desaparece) y no encuentran alternativas para elevar sus pechos nuevamente.

Algunas de esas mujeres que se ven distintas en el espejo se sienten tranquilas con su nueva imagen, ya que habla de lo poderosas que son: les recuerda de esa fuerza que les permitió vivir un parto y luego alimentar a sus hijos. Para otras, en cambio, aceptar esta transformación no es tan fácil.

Los cambios

Hay que tener presente que cada cuerpo cambia de diferentes maneras. En el caso de los pechos, varias cosas pueden pasar: que se vuelvan flácidos, que uno quede más pequeño que el otro, que las areolas se oscurezcan mucho o crezcan, que las venas sean más visibles, que se produzcan estrías, que los pezones se agrieten o cambien de posición, o que las glándulas de Montgomery queden demasiado abultadas (son los punticos del pezón, que segregan una sustancia que limpia, hidrata y atrae al bebé).

Cabe mencionar, además, que es normal que los pechos cambien: durante meses, se llenan y se desocupan varias veces al día. Esa expansión y contracción permanentes termina en flacidez.  

Las soluciones

Aquellas mujeres que definitivamente no se sienten a gusto con su cuerpo, tienen diferentes opciones.

Mastopexia (lifting de pecho)

Es uno de los procedimientos más pedidos en los casos de pechos caídos y flácidos, ya que elimina el exceso de piel, estira el pecho y reposiciona el pezón. La intervención dura aproximadamente dos horas y las cicatrices pueden quedar alrededor de la areola para que sean menos visibles (esto dependerá de la caída del pecho, la cantidad de piel sobrante y la elasticidad de los tejidos).

Mamoplastia

Consiste en poner prótesis mamarias para corregir la caída, la flacidez y la forma de los senos. Puede ser una mamoplastia de aumento o de reducción, según el caso. En la actualidad es posible elegir entre una prótesis de silicona o una transferencia de grasa propia, un proceso que consiste en procesar la grasa e inyectarla de manera subcutánea. Los procedimientos de transferencia de grasa no suelen tener complicaciones y dan mucha satisfacción a los pacientes. Se pueden aumentar de una a dos copas y mejoran la calidad de la piel.  

Tratamientos estéticos

Para aquellas mujeres que prefieren las intervenciones menos invasivas, existe un nuevo aparato que se llama INDIBA y que reduce, reafirma y mejora el aspecto de todo el cuerpo. Si el problema es solo de flacidez, este sistema ayudará a elevar y tensar los senos en pocas sesiones.  Es un tratamiento indoloro, seguro y agradable, que eleva la temperatura interna de los tejidos, activa el riego sanguíneo, mejora el aporte de oxígeno, desintoxica los tejidos y equilibra las células.

Masajes

Para las mujeres que son más dadas a los tratamientos naturales, existen masajes cuya técnica tiene un propósito reafirmante que, así mismo, ayuda a mejorar la elasticidad de la piel. Es probable que no sean lo suficientemente eficientes si la caída de los senos es muy pronunciada, pero si es leve pueden ayudar.  

842628

2019-03-01T13:03:27-05:00

article

2019-03-01T13:31:16-05:00

nroldan_250929

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

¿Qué hacer con la flacidez de los pechos después del embarazo?

65

3583

3648

Temas relacionados