Publicidad
Redacción Cromos / 2 Aug 2022 - 9:30 p. m.

¿Sabías que existen 4 tipos de leche materna?

Las ventajas de la leche materna son incalculables primero podemos comenzar que es el alimento ideal para todo recién nacido y que tiene las concentraciones de proteínas, grasa y azúcares. ¿Sabías que hay 4 tipos de leche materna? Conócelos aquí:
¿Sabías que existen 4 tipos de leche materna? Acá te explicamos qué beneficios tiene cada una.
Foto: Gettyimages

La leche materna confiere defensas para las infecciones respiratorias y gastrointestinales y se ha demostrado que los niños que son alimentados con leche materna son más inteligentes, comenta la Dra. Lina Osorio, pediatra de la Clínica del Country.

Puedes leer: La lactancia en pandemia ¿Qué deben hacer las madres?

Para la ginecobstetra Angélica Russi, la leche materna es un compuesto de gran complejidad biológica, constituido por nutrientes, sustancias inmunológicas, hormonas, enzimas, factores de crecimiento, células inmunoprotectoras, que la hacen nutricional e inmunológicamente apta para que el recién nacido sea alimentado con ella.

¿Cuántos tipos de leche materna existen?

La leche materna sufre modificaciones de los elementos que la integran, como resultado existen 4 en diferentes tipos: el precalostro, calostro, leche de transición y leche madura.

¿Qué es el precalostro:

El precalostro es el primer tipo de leche que se produce, se puede encontrar en la glándula mamaria a partir de la semana 16 de embarazo, se secreta en las gestaciones que finalizan antes de la semana 37 y es rica en proteínas, inmunoglobulinas, ácidos grasos, magnesio, hierro, sodio y cloro, tiene bajas concentraciones de lactosa, con respecto a la leche madura.

¿Qué es el calostro?

Es la primera sustancia que segrega el tejido mamario después de un parto a término, (después de las 37 semanas de gestación), es de consistencia espesa y tiene un color amarillento por la presencia de β-carotenos. Su volumen puede ser escaso en los tres primeros días y a medida que el bebé succiona, aumenta para satisfacer las necesidades nutricionales del recién nacido.

Tiene mayor cantidad de proteínas, sodio y zinc y menores grasa, la lactosa y vitaminas que protegen contra infecciones y alergias ya que transfiere inmunidad pasiva al recién nacido, además, tiene efectos laxantes que ayudan a la expulsión del meconio.

La producción de calostro finaliza entre los 2 o 3 días de vida del bebé cuando empezará a producirse la leche de transición.

Puedes leer: Control pediátrico: indispensable para el bienestar de los niños

¿Qué es la leche de transición?

Es la leche que se produce entre el calostro y la leche madura, por eso se denomina de transición, tiene una consistencia más espesa que la leche madura, aunque más líquida y blanquecina que el calostro. Suele durar entre cinco y diez días.

Las concentraciones de lactosa y grasa se incrementan progresivamente y disminuyen las proteínas, las inmunoglobulinas y las vitaminas debido a que se diluyen por el incremento en el volumen de producción.

Durante la formación de la leche de transición, el seno se torna duro y de mayor tamaño porque la producción se empieza a regular y se puede fabricar más leche de la que el bebé consume.

¿Qué es la lecha madura?

Es la leche que se produce a partir de los 15 días del nacimiento y perdurará hasta el momento de finalizar la lactancia, se pueden producir entre 700 y 900 ml al día.

Sus principales componentes son:

  • Agua: representa el 87% del total de sus componentes, y cubre satisfactoriamente los requerimientos del bebé, aún en circunstancias de calor, por lo que no se requieren líquidos suplementarios.
  • Proteínas: es baja en proteínas, pero suple adecuadamente las necesidades del recién nacido para su crecimiento.
  • Carbohidratos: el que principalmente se encuentra es la lactosa, aportan energía al sistema nervioso central, también favorecen el desarrollo de la flora intestinal.
  • Grasas: La leche humana aporta ácidos grasos de cadena larga, la cantidad varia en el momento de la toma, la leche que sale al inicio es menos rica en grasas que la última, Después de los 10 minutos de succión (aproximadamente), la concentración incrementa de 1.5-2% hasta alcanzar cifras óptimas de 5-6%. Por esta razón, conviene no establecer horarios para las tomas y permitir que el bebé tome a libre demanda.
  • Vitaminas: La leche madura contiene concentraciones óptimas de vitaminas de diferentes tipos de vitaminas como; la vitamina A, vitamina K, vitamina E, vitamina D, entre otras, estas pueden variar según el tipo de dieta de la madre.
  • Minerales: El principal mineral encontrado en la leche materna es el hierro cuyas concentraciones se reducen a lo largo de la lactancia, también tiene se calcio, el fósforo, el magnesio, el zinc y el potasio.
¿Sabías que existen 4 tipos de leche materna?

¿Cómo y cuándo se debe tomar leche ya sea materna o de fórmula?

Según Lina Osorio, pediatra de la Clínica del Country comenta que cuando los bebés nacen deben ser alimentados con leche materna cada 3 horas y si el bebé no se levanta se debe despertar para que reciba la alimentación ya que si no se da en este tiempo puede presentar hipoglicemia ( azúcar bajo en la sangre). A medida que van creciendo la frecuencia se va espaciando y la alimentación se vuelve más efectiva llegando a necesitar solo 5 a 6 tomas de leche materna a los 6 meses de vida.

Te sugerimos leer también: Top 10 de famosas que apoyan la lactancia materna en público

Síguenos en Google Noticias